Guerra hispano-estadounidense. Testimonios y repatriados IV

De Santiago

(nuestro corresponsal particular)

Las capitulaciones.—Repatriaciones.

Nueva York 26,6 t.

Un despacho de Haití anuncia que han capitulado las guarniciones de Guantánamo y la Caimanera. Otros telegramas de Santiago dan la noticia de haberse rendido las de San Luis y Palma Soriano, incluidas en la capitulación de Toral.

Shaffter ha hecho comunicar á los oficiales comprendidos en la capitulación, que no solamente ellos, sino sus familias también, serán, repatriados por cuenta de los Estados Unidos.

Azor.

La correspondencia de España 26/07/1898

Guerra hispano-estadounidense. Testimonios y repatriados III

Repatriación de soldados.

Se insiste en que el embarque se verificará del 10 al 12 de de agosto.

Respecto a los puertos de desembarco parece que nada definitivo hay acordado.

Lo mismo en los centros oficiales que en las oficinas da la Trasatlántica, donde se trabaja con extraordinaria actividad, guárdase absoluta resererva respecto á este particular.

Dícese, no obstante, que dos arribarán á Santander y los restantes á Cádiz y Cartagena.

La correspondencia de España 25/07/1898

Guerra hispano-estadounidense. Testimonios y repatriados II

Consejo de Ministros de ayer

En Consejo se dio cuenta de las noticias que tiene la Compañía Trasatlántica respecto á la repatriación de los soldados que capitularon en Santiago de Cuba.

No permiten seguramente los americanos que se haga el servicio con vapores de la Compañía que actualmente se hallan en Cuba y Puerto Rico sometidos á bloqueo, y por lo tanto la flota que ha de transportar á la guarnición de Santiago zarpara de uno de los puertos de la Peninsula.

La Compañía ha manifestado al gobierno qué vapores tiene disponibles para ello y la lista se leyó en Consejo. Estos trasatlánticos rendirán su viaje en Vigo ó Santander, necesariamente, porque las tropas procedentes de Santiago han de someterse á cuarentena en un lazareto, y solamente los hay en dichos puertos, para cumplir las prescripciones de la ley de sanidad.

Repatriación de soldados.

Respecto á este importante asunto, de que se trató en Consejo de ministros, son interesantes los siguientes detalles:

La contrata con la Trasatlántica es sólo para el transporte de 10.000 soldados, entre los que figuran heridos y enfermos en condiciones de embarcarse, y 600 jefes y oficiales.

El resto hasta 14 ó 15.000 lo componían voluntarios y movilizados.

Es casi seguro que se destinarán á este obieto por la compañía, el Alicante, como barco hospital, y los vapores Covadonga, Colón, Satrústegui, León Xlll, Isla de Panay é Isla de Luzón.

La primera expedición de repatriados será de enfermos y heridos. En el Alicante, que se halla en la Martinica, se embarcarán probablemente el general Linares y jefes heridos en los últimos combates. Sucesivamente irán llegando trasatlánticos á Santiago para transportar todos los prisioneros en aquella plaza.

Vendrán también las dotaciones del Mercedes y del Galicia, y los prisioneros que ganaron á nado la costa en el combate de las escuadras.

La proposición de la Trasatlántica española ha sido aceptada por ser la más favorable.

Entre sus condiciones figura la de dejar una fianza de 250.000 dollars.

Los barcos que se destinen al transporte irán provistos de un salvoconducto del gobierno de los Estados Unidos.

La correspondencia de España 24/07/1898

Guerra hispano-estadounidense. Testimonios y repatriados I

De Santiago

(de nuestro corresponsal particular)

Nueva York 21,8’15 m.

El director de la Compañía Trasatlántica española pide 30 dollars por soldado y 60 dollars por oficial para el transporte á la Península de las tropas capituladas en Santiago.

Un sindicato de navieros alemanes pide por el mismo servicio 110 dollar por cada oficial y 55 por cada soldado.

Es lo más probable que se acepten las condiciones de la Trasatlántica española.

Muchos de los refugiados en el Caney y otros puntos antes del bombardeo, van regesando á Santiago y aunque lentamente se restablece la vida normal en la ciudad.

Se han hecho las reparaciones necesarias paea restablecer el consumo del agua potable.

Además han sido detenidos y encarcelados varios insurrectos que entraron en la ciudad disparando sus fusiles.

El general Mac-Kibben ha manifestado á Shaffter que se verá precisado á médidas rigurosas si los insurrectos persisten en su actitud hostil y amenazadora fundada en su descontento.

Al arzobispo de Santiago le han dirigido amenazas de muerte, acusándolé de simpatías con los yankees.

Azor.

La correspondencia de España 22/07/1898