Francesc Savalls, ideari polític

Razón de nuestro alzamiento.

 

La dinastía borbónica cayó porque debió caer: tenia un pecado de origen en su misma ilegitimidad, pues Isabel II subió al trono de San Fernando usurpando los derechos de Carlos V, augusto progenitor de Carlos VII, nuestro Rey y señor (q. D. g.); tenia ademas otro pecado, muchos pecados de escándalo, y por eso había escrito el dedo de Dios en su palacio el Thezel, Mane, Phares del festín de Babilonia. La justicia de Dios la derribó: no la voluntad de los hombres; los hombres de la revolución solo fueron instrumento de aquella gran justicia, pues Dios, en sus inescrutables juicios, se vale a veces de los malos para realizar sus fines siempre buenos.
Pero los hombres de Septiembre, ciegos en su soberbia, desconocieron esta verdad suprema; e inspirados siempre por su propio orgullo, se lanzaron ya sin freno en vías de perdición, atropellando la justicia, la moral, la Religión, todos los respetos divinos y humanos.
En efecto: luego que derribaron lo que existía, y crearon, si no un gobierno, una situación política, un medio en qué desarrollar las funestas teorías del llamado derecho moderno, antítesis y negación del verdadero derecho, que, siendo eterno, como su origen divino, no puede ser nuevo ni viejo; ellos, los hombres de Setiembre, renegaron de Dios y de su Iglesia, haciendo alarde de su impiedad, aun en pleno Parlamento, con escándalo de las conciencias dentro y fuera de España; relegaron a la befa de los incrédulos el culto de la Religión verdadera, y, halagando y protegiendo extraños cultos en el seno de la nación católica por excelencia, condenaron a la indigencia a los ministros del altar, que solo recibían por sueldo una indemnización de justicia, convenida en un solemne Concordato.
…..
.., hicieron una Constitución atea y hasta diabólica, pues hace de cada hombre un dios con sus derechos ilegislables, anteriores y superiores a toda autoridad. Y esa Constitución que sanciona el orgullo humano; que inspira y alienta todas las rebeliones; que en perversión lamentable y perniciosa toma el mal por bien y el bien por mal, y lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo, según la frase de la Escritura; que consagra, en una palabra, el triunfo de Satanás… esa Constitución sacrílega es, por obra y gracia de ellos, la ley fundamental del Estado.
…….
Mas no pararon aquí los hombres de Setiembre. Despues de haberse atrevido a lo sagrado, a Dios y al alma, quisieron también llevar sus ideas revolucionarias, o más bien revolvedoras y disolventes, al seno de la familia, sagrada e inviolable también, aunque en orden inferior, y las llevaron efectivamente con un desenfado no menos escandaloso y aflictivo para las conciencias. Falsearon la base de la familia estableciendo el matrimonio civil, a pesar de las enérgicas protestas de los Rdos. Obispos, ……

…de publicaciones impías unas veces, otras indecentes, siempre inmorales; reconocieron el llamado derecho de asociación, en virtud del cual pueden reunirse los libres o licenciosos ciudadanos en criminal concilio para escogitar los medios más eficaces de atacar y destruir todo lo que respeta una sociedad bien organizada.

Manifest guardat i digitalitzat al British Museum

La revolució de setembre

Cronologia governs d’España al segle XIX

Els presoners afusellats de la batalla de Toix III, Llaes, Ripoll

Arribats els primers als voltants del cementiri de Llaés, parròquia corresponent al districte municipal de Parròquia de Ripoll, se’ls va intimar que anaven a morir. Se’ls va lligar dos a dos, i com els botxins eren en menor nombre que les víctimes, els feien entrar en aquest cementiri per escamots de 8, 10 i 12 i se’ls afusellava. Vuitanta presoners, entre ells un oficial del mateix cos, casats i amb fills la major part, van ser els morts i enterrats al cementiri de Llaés.”

Biblioteca Nacional de España, La Época. 18/08/1874 nº7976

Llista dels carrabiners afusellats:

Alférez: Saturnino García Valenciano

Segunda compañia:

Soldados:

  • Benito Gonzalez Martí, casado;

  • Isidro Buchaca Pujol, casado;

  • Domingo Pau Gonzalez, soltero;

  • Leonardo Barcia Zamora, casado;

  • Manuel Alvarez Gonzalez, soltero;

  • Silvestre Rigall Pairo, soltero;

  • Manuel Davila Ledo, soltero;

  • Emeterio Vila Palmada, soltero;

  • Jacinto Bello Laurido, soltero;

  • Juan Fernandez Garcia, soltero;

  • Dimas Camps Soira, soltero;

  • Clemente Cadavit Gómez, casado;

  • Pedro Marull Oliver, casado;

  • Estéban Fita incógnito, soltero;

  • Antonio Alvarez Otero, soltero;

  • Silvestre Gratacós Agustí, soltero;

  • Antonio Belerán Brescos, soltero;

  • Antonio Nouva Travieso, soltero;

  • Andrés Emperador Seiqués, casado;

  • Pelegrin Tuburi Irigoyen, casado;

  • Francisco Bors lberes, sóltero.

Tercera compañia:

Sargento 2º: Benito Félix Carcaba, soltero.

Cabos 1º: Jaime Juliá Salgueda, casado; Manuel Rey Palomon, soltero; Antonio Iglesias Correa, casado.

Carabineros :

  • Teodoro Martinez Amor, casado ;
  • Francisco Camps Gadal, casado;
  • Joaquin Garcia Casanova, soltero;
  • Jacinto Alcarde serra, viudo;
  • Buenaventura Marquez Rius, casado;
  • Joaquin Camps Moner, casado;
  • Jose Beiro Vidal, soltero;
  • Juan Rivera Pujol, soltero;
  • Domingo Incógnito Dayanova, casado;
  • Rafael Jabato Congregado, soltero;
  • Antonio Castro Juarez, soltero;
  • Antonio Ortigosa Cuenca, casado;
  • Juan Rodriguez Alvarez, casado;
  • Ramon Rius Llausana, soltero;
  • Jose Ducedas Torrent, casado;
  • Ramon Rodriguez Feijó, soltero;
  • Jaime Mniocó Ferrer, casado;
  • Juan Garcia Garcia, casado;
  • Diego Arrojo Rodriguez, casado;
  • José Gispert Olliver, soltero;
  • José Prieto Beltran, casado;
  • Miguel Vilarrasa Seguí, casado;
  • Juan Gusi Bavert, soltero;
  • Juan Martí Ripoce, casado;
  • Rafael Pi Serra, soltero;
  • José Mariano Antonio, casado;
  • Pedro B1anch Abelí , soltero;
  • Vicente Gadea Perez , soltero;
  • Antonio Bernaus Estay , casado;
  • Juan Isern Perpiñan , casado;
  • Juan Ferreron Batllori, casado;
  • Isidro Rodriguez Serrano, soltero;
  • Miguel Guitar Armengol, soltero;
  • Pedro Luscar Saguer, soltero;
  • Antonio Rueda Bascena, soltero;
  • José Cifuentes Marqués, soltero;
  • Ginés Ferrer VilIar, soltero;
  • Antonio Rodríguez Caras, casado;
  • Eduardo Gimenez Arias, soltero.

    Cuarta compañía.

    Sargentos 2º: Agustin Ramon Ferrer, casado, y Tomás Arnoll Puvill, casado.

  • Carabineros:

  • Manuel Feijóo Gonzalez, casado;

  • Generoso Pagés Saez, casado;

  • Juan Oliveras Puigdemunt, soltero;

  • Francisco Casademun Pairo, soltero;

  • Juan Andres Lazara, soltero;

  • Francisco Suarez Mendez, soltero;

  • Juan Coderch Dorca, soltero;

  • Jaime Sancho Lloreras, casado;

  • Antonio Estevez Casanova, casado;

  • Martín Simon Fabrellas, casado;

  • Aniceto Mir Font, casado;

  • Raimundo Sala Ponset, casado;

  • José Serra Mateo, soltero.

    Llista extreta de : “El drama de S. Juan de las Abadesas (fusilamiento de los prisioneros de Olot, Tomo II) de Juan Botella Carbonell i contrastada amb les làpides del monòlit de Sant Joan de les Abadesses

    Resum dels presoners afusellats :

    Militars: 116 (Sant Joan de les Abadesses)

    Carabiners: 80 (Llaès, Ripoll)

    Lluitadors per la llibertat: 33 ? (Besalú)

    Total: 229 presoners

Els presoners afusellats de la batalla de Toix II, Sant Joan de les Abadesses

 

El 17 de juliol de 1874 els carlins varen afusellar a 116 soldats i oficials de tropa en el lloc anomenat actualment els Afusellats, a poc més d’un km de la vila, per sota la carretera d’Olot.

LLista dels afusellats:

Regimiento Infante de Borbón nº17 antes Cádiz

  • Comandante: D. José Muñoz Giménez
  • Capitán: D. Juan Sánchez Melgar
  • Teniente: D: Tomás Borja Gómez
  • Alférez: D. Juan Sánchez Burgueño
  • Abanderado: D. Ángel Pérez González
  • Médico 2º: D. Braulio Ruiz Giménez
  • Sargento 2º: D.José HernándezPérez
  • Sargento 2º: D. Vicente garcía Fernández
  • Soldados: Antonio Villalva Vázquez, José Alvarez Martínez, Diego Gómez Becerra, Cristobal Castro Serrano, Francisco Saavedra Almagro, Francisco Caballero Sindones, Geronimo Ario Serrano, Manuel Blanco Fernández, Manuel Vaquero, Antonio Rodríguez, José Fernández, Manuel Giménez Luque, Manuel Torres González, Manuel Romero Asensio, Antonio García Santamaria, Juan Manuel Rapela, Francisco Trujillo Aguilar, Domingo Flores Lopera, Alfonso López Gener, Rafael Díaz Gil, Antonio Marín, Vicente Cuesta.

Batallón Cazadores Arapiles nº9

  • Capitán: D.Jose Blanco Gelfú
  • Alferez: D. Ramon Alvarado
  • Sargento 2º: Hilario Gabarí Alfaro
  • Soldados: Ambrosio Ramírez Rodriguez, Bernabe Blanco Martin, Joaquin Galindo Pardo, Salvador Berbel Carrillo, Bartolome Colaro Maldonado, Jose Tardio Montano, Bruno Macias Pascual, Tomas Carmona Pérez, Eugenio Martín Cuadrado, Francisco Castaño López, Felipe Galal González, Álvaro Nieto Izquierdo, Ramon Gutierrez Carrasco, Juan Bermejo García, Juan Rodríguez Gea, Jose Lobo Díaz.

Batallón Cazadores de Barcelona nº3

  • Teniente: D. Luis Aguirre Echagüe
  • Alferez: D. Gregorio Fuentes Carbonell
  • Sargento 1º: D. Anselmo Escoin Solsona
  • Sargento 2º: D. Gabriel Morales Rrelimpio
  • Cabo 2º: D. Paulino Ceballos Ayllon
  • Corneta: Ruperto Abad Quintana
  • Soldados: Brigido Pacheco Figueras, Emilio Fernández Fernández, Emilio Carean Pérez, Lucas Martin Gimenez, Claudio Martin Barroso, Geronimo Machado Alvarez, Mariano Vallarino Cascau, Jose Fandellos, Severino Díaz, Vicente Rojo Vicente, Isidro Lopez Diaz, Manuel Sanz Pascual, Antonio García Eguiluz, Meliton Diaz Alonso, Evaristo Santa Maria, Jose Martínez Ros, Tomas Tisell Nolla, Juan Pandete Díaz.

Regimiento de infanteria de Navarra nº25

  • Teniente: D. Manuel Alvarez Rodriguez
  • Abanderado: D. Domingo Caballero Soto
  • Soldados: Mariano Gómez Conesa, Antonio Santa Maria, Francisco Ortiz Garcia, Francisco Vázquez Ortiz, José Gimenez Gonzalez, Juan Romeu Torres, José Núñez Núñez, Pio Casimiro González, Manuel Ledesma Contreras, Melchor San Martín, Rafael Moreno Sanchez, Zoilo Avilés Garcia, Salvador Calvente Tirador, Lorenzo Vega Candorelles.

Regimiento infanteria de Extremadura nº15

  • Cabo 1º: Crispin Ochoa

  • Soldados: Manuel Tortanete, Marcos Martínez

Regimiento de caballeria de Almansa nº13

  • Teniente: D.José Pastrana
  • Sargento 2º: Idelfonso Sedano
  • Cabo 2º: Mariano Ortega
  • Soldados: Loreto Lucas , Basilio Álvarez

Regimiento de caballeria de Alcántara nº 14

  • Sargento 1º: Víctor Aparicio Martínez
  • Sargento 2º: Tomás Pérez Sánchez
  • Soldados: Francisco Sánchez Sánchez, Antonio Sáez Marín, Julián Martínez Martín, Salvador Salvador Andrés, Telésforo Zamora Martín, Vicente Parejo García, Sebastán Tous, José Rubiales Villanueva.

1er Regimiento de Artilleria de Montaña

  • Artilleros: Buenaventura Carrató Sebastiá, José Bermejo Molinas, Miguel Flotach Minores, Andrés Barrio Carales.

De ignorada procedencia:

  • Soldados: José Pacheco, Ramón Gutierrez, Vicente Valls, Torcuato Tresent, Miguel Yutrense, Antonio Malleu.

    Llista extreta de : “El drama de S. Juan de las Abadesas (fusilamiento de los prisioneros de Olot, Tomo II) de Juan Botella Carbonell i contrastada amb les làpides del monòlit de Sant Joan de les Abadesses

Els presoners afusellats de la batalla de Toix I, els camps del Candell

El mes de març de 1874 Savalls expulsà la Milícia de Besalú i va començar a enderrocar l’abadia. J. de Mir concreta que el 19 de març els carlins cremaren la casa de l’abadia. El mateix dia Savalls va fer afusellar a Besalú 33 Voluntaris de la Llibertat de Tortellà que havia fet presoners al Toix.

El punt on executaren els 33 republicans fou al costat del camí que va de Besalú a Sant Ferriol, a la sortida de la vila, sota del mas Candell.

Encara ara s’hi conserva una creu commemorativa, a la base de la qual hi ha una inscripció que diu: “Gloria a los 33 liberales fusilados por las huestes carlistas el 19 de marzo de 1874. ” Abans de la Guerra Civil s’hi celebrava anualment un acte de commemoració. Segons el llibre de registres i defuncions de la parròquia de Besalú, dels 33 afusellats, només en moriren 27 a l’acte. Els altres sis, tot i quedar ferits de més o menys gravetat, foren indultats.

Del toix als camps del Candell (1874). restes testimonials del conflicte carlí

Xavier Valeri

Text Complert

Orígens i desenvolupament del dret internacional humanitari.

La Pau de Westfàlia de 1648, que va posar fi a la Guerra dels Trenta Anys, va establir la regla que els presoners de guerra havien de ser alliberats sense rescat al final de les hostilitats i que havien de permetre-retornar a les seves llars.

És en la segona meitat del segle XIX quan comença la codificació internacional de les normes de la guerra que, com s’ha dit anteriorment, fins a aquest moment eren normes internes o consuetudinàries. Sol considerar l’any 1864 com la data de naixement del DIH perquè és l’any en què se celebra una Conferència Diplomàtica a Suïssa que conclou amb la signatura del Conveni de Ginebra de 22 d’agost de 1864, per al millorament de la sort dels militars ferits dels exèrcits en campanya. Es tracta del primer instrument multilateral de Dret Internacional Humanitari que neix com a conseqüència de l’acció del Comitè dels Cinc (que dóna origen al Comitè Internacional de Creu Roja) que es va constituir arran de la publicació, l’any 1862, del llibre ” record de Solferino ” d’Henry Dunant, veritable precursor del Moviment Internacional de la Creu Roja, en què relata una de les batalles més cruentes de l’època on els soldats ferits estaven condemnats a morir perquè els exèrcits no tenien serveis sanitaris o aquests eren molt deficients.

La batalla de Toix en la premsa de l’època

La Época. 18/08/1874 nº7976:

LA CORRESPONDENCIA de anoche publicó la siguiente relación hecha con fidedignos informes, de los espantosos fusilamientos de Olot. Aunque la repetición de actos horribles, perpetrados por los carlistas, nos quita ya hasta el triste derecho de asombrarnos de la manera feroz con que hacen la guerra, no podemos trascribir sin un estremecimiento de horror el relato de nuestro colega, que dice así:

Encontrabanse los prisioneros de la columna Nouvilas en Olot, cuando se intentó el ataque de Puigcerdà. Para ir en socorro de aquella villa las tropas, y especialmente las de la provincia, tenían que emprender la marcha en dirección a Olot. Así presumiéndolo los carlistas, ordenaron la salida de los prisioneros para Vallfogona. Una vez en este punto, dispuso Saballs que fueran todos fusilados, y sea que se le hicieran reflexiones o por otra causa, modificó esta orden, disponiendo que fueran fusilados los carabineros sin excepción, y que los jefes, oficiales y soldados del ejército fueran quintados por el orden que constaban en la lista o relación nominal de los mismos. Así se verificó, haciendo una cruz al margen del infeliz que hacia el núm. 5.

Terminada esta operación que dio por resultado 111 (prueba evidente de que eran 570 los prisioneros de fuerzas del ejército), emprendieron la marcha los referidos 114 hombres con 75 carabineros, en dirección a Ripoll. A la media hora hicieron alto, marchándose una escolta con los carabineros por la izquierda, y otra con los soldados por la derecha.

Llegados los primeros a las inmediaciones del cementerio de Llayés, parroquia correspondiente al distrito municipal de Parroquia de Ripoll, se les intimó que iban a morir. Se les ató dos a dos, y como los verdugos eran en menor número que las víctimas, los hacían entrar en dicho cementerio por pelotones de 8, 10 y 12 y se les fusilaba. Setenta y cinco prisioneros, entre ellos un oficial del mismo cuerpo, casados y con hijos la mayor parte, fueron los muertos y enterrados en el cementerio de Llayés.

Ínterin esta matanza tenía lugar, marcharon los 114 hombres quintados del ejército en dirección a la villa de San Juan de las Abadesas y una media hora antes de llegar a ella se les comunicó la fatal orden previniéndoles que se quitaran los capotes, los que arrojaron sobre un montón de maderas que allí había, y a lo que se debió quedaran ocultos y cubiertos cuatro de los 114, que se salvaron. Atados de dos en dos, y también por etapas, fueron fusilados y mandados luego recoger como carga concejil al vecindario de San Juan para darles sepultura. En una inmensa fosa, abierta al efecto en el cementerio de San Juan de las Abadesas, yacen enterradas estas 110 víctimas, entre las que había un jefe, 12 oficiales y un médico. Cuando se quieran los óbitos o una certificación, se pedirá y obtendrá a pesar de ser algo difícil. Sin embargo, la mayor parte de las esposas e hijos de los carabineros obtuvieron certificado del óbito de sus deudos.»

L’exemplar de La Época a la BNE

Ilustracions de “La Ilustración Española y Americana” del 30/08/1874

L’exemplar  a la BNE