Guerra hispano-estadounidense. Testimonios y repatriados IV

De Santiago

(nuestro corresponsal particular)

Las capitulaciones.—Repatriaciones.

Nueva York 26,6 t.

Un despacho de Haití anuncia que han capitulado las guarniciones de Guantánamo y la Caimanera. Otros telegramas de Santiago dan la noticia de haberse rendido las de San Luis y Palma Soriano, incluidas en la capitulación de Toral.

Shaffter ha hecho comunicar á los oficiales comprendidos en la capitulación, que no solamente ellos, sino sus familias también, serán, repatriados por cuenta de los Estados Unidos.

Azor.

La correspondencia de España 26/07/1898

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Santiago de Cuba XIV

La capitulacion de Santiago de Cuba

(de nuestros corresponsales particulares)

Londres 19,7’30 m.

Según telegramas de Playa del Este, continúa en Santiago la entrega de armas y pertrechos de guerra.

Los yankees han establecido la aduana en Santiago, y Shaffter ha pedido al secretario de Estado de Hacienda que confeccione en seguida las tarifas arancelarias, para aplicarlas desde luego.

Se cree en el campamento yankee que las guarniciones comprendidas, además de la plaza, en la capitulación de Santiago, opondrán tenaz resistencia á rendirse.

En Guantánamo continúan resistiéndose.

Regresó de El Caney el cónsul de Francia, con 200 refugiados franceses.

Sigue el descontento de los insurrectos y de Calixto García, por no haberles permitido entrar en la plaza ni dadóseles la administración de la ciudad.

Reyer

La correspondencia de España 20/07/1898

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Santiago de Cuba IX

El bombardeo de Santiago de Cuba

(de nuestros corresponsales particulares)

Londres 13, 8’50 m.

Un despacho de Siboney anuncia que los refugiados de Santiago sufren horrible miseria, hambre terrible y todo género de enfermedades.

En el campamento norteamericano hay 2.000 enfermos.

Los yankees han pegado fuego á todas las casas de Siboney para evitar las epidemias.

Reyer.

Nueva York 13, 7’30 m.

Según los últimos partes recibidos en Washington, Shaffter ha rodeado completamente á Santiago para cortar en absoluto la retirada á los españoles.

Los americanos avanzan lentamente y con grandes precauciones hacia la plaza.

En unas de las trincheras abandonadas por los españoles, encontraron los norteamerícanos, al acercarse con grandes precauciones, gran cantidad de fusiles de madera colocados apuntando, como si tras de cada uno hubiese un soldado para engañar al enemigo.

En Washington, por las noticias del teatro de la guerra, hay la firme creencia de que los españoles en Santiago han agotado casi por completo sus municiones.

Shaffter dice que en estos dos días de bombardeo, los españoles no respondieron al fuego violento y continuo de la artillería americana, sino con un débil fuego de fusilería.

El departamento de la Guerra espera de un momento á otro recibir la noticia de que la plaza ha capitulada ».

Azor.

Londres 13, lO m.

Según despachos de Siboney, Santiago de Cuba ha sido incendiado por cuatro puntos distintos por los proyectiles de los yankees.

A la nueva intimación de Shaffter ha contestado Toral que su deber era resistir mientras no le ordenen otra cosa sus jefes superiores.

Azor.

El vómito.

Nueva York 13,2 t.

El Journal recibe de Washington un despacho asegurando que los médicos militares temen que de un momento á otro se declare una terrible epidemia de vómito entre las tropas americanas que asedian á Santiago.

De los dos mil y pico de enfermos que hay en las ambulancias son muchos los que padecen fiebres, que, aunque no muy altas, presentan tendencias á tomar el carácter maligno.

Los médicos opinan que es urgente hacer rigurosas recomendaciones á las tropas para que eviten todo aquello que predispone ó produce la fiebre.

Declaran también que vale más arriesgar la vida de algunos centenares de hombres en el asalto inmediato de la plaza, que exponer al ejército entero y al país á una epidemia qua sería terriblemente mortífera.

A consecuencia de haberse declarado el vómito en Guantánamo y la Caimanera, se ha establecido la cuarentena para las procedencias de dichos campamentos, según telegrafian de Playa del Este.

Azor.

La correspondencia de España 14/07/1898

 

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Guantánamo XIV

(de nuestros corresponsales particulares)

Nueva York 27, 8 m.

Dicen de Washington que el gabinete de informaciones del departamento de la Guerra ha recibido aviso de que España tiene concentrados 40.000 hombres en Santiago de Cuba.

El presidente Mac-Kinley, en visto de los primeros partes de Sampson y Shaffter, dándole cuenta de la facilidad con que se había ejecutado el desembarco, esperaba que Santiago se habría rendido ayer á los norteamericanos.

Estas cuentas galanas del presidente quedan desvanecidas por los cálculos, que basados en noticias posteriores y en el estudio de la marcha de la campaña, ha hecho el Consejo superior de la Guerra, Según esas autoridades militares se reconoce la imposibilidad de tomar Santiago con menos de 30 días de sitio.

Los partes oficiales fechados á bordo de la escuadra de Sampson, en los que se da cuenta de los combates de Juragua, consignan que la conducta de las tropas españolas y el brío con que combatieron á los norteamericanos fue admirable.

Añade que los prisioneros españoles que los norteamericanos hicieron al desembarcar hace dos semanas en la Caimanera, muestran un espíritu muy levantado, á pesar del estado de extenuación en que los habían puesto las inclemencias del clima y las fatigas de los combates reiterados que habían sostenido.

Dichos prisioneros, al conocer por los norteamericanos que los guardan el desembarco de las tropas de Shaffter, han manifestado su convencimiento de lo dura que será la lucha para los yankees, pues saben que sus compatriotas se resistirán hasta derramar la última gota de sangre, mientras uno pueda quedar en pie no dejará libre él paso á las fuerzas desembarcadas.

Azer.

La correspondencia de España 28/06/1898

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Guantánamo XIII

DE SANTIAGO

(de nuestro corresponsal particular)

Londres 25, 11 m.

The Daily Telegraph, en un despacho de su corresponsal en Nueva York, dice que ha llegado allí noticia de que los acorazados Massachussets, Texas y Oregón volvieron á bombardear ayer las baterías del Morro y la Socapa, y que el Marblehead cañoneó Guantánamo.

Otros buques enemigos cruzaron á lo largo de la costa, observando los movimientos que pudieran hacer las fuerzas españolas á ambos lados de la boca del canal.

Reyer .

La correspondencia de España 26/06/1898

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Guantánamo XII

Londres 24, 8’52 m.

Según noticias oficiales comunicadas de los Estados Unidos, el total de las fuerzas yankees desembarcadas en Baiquiri se compone de 773 oficiales y 14.564 soldados.

Dicen también de Washington que los buques de la escuadra de Cervera no tienen más que la mitad de la provisión de carbón necesaria para su radio de acción.

The Standard, en un telegrama de su corresponsal de Berlin, dice que se ha publicado allí la estadística oficial y detallada de las fuerzas españolas que hay en Santiago.

Segun esta, forman un total de 26.000 hombres. De ellos, 8.000 operan contra los rebeldes de toda la provincia; al Norte tienen 10.000 hombres y 8.000 de línea ocupan el camino de Santiago á Guantánamo.

Según The Daily Telegraph, el plan de invasión que llevaba Shaffter de acuerdo con Miles y el departamento de la Guerra, era atacar primeramente las defensas del puerto, luego bombardear el Morro, enseguida bombardear la colina que domina la punta Oeste y simular allí el desembarco mientras lo llevaba á cabo en realidad en el punto elegido como más favorable para la operación.

El mismo periódico da como probable irá á tomar el mando en jefe de la campaña de Cuba.

Reyer.

Habana 24.

(Madrid 24.)

Capitán general á ministro Guerra:

General Linares, al frente de fuerzas situadas en Pozo y Sevilla, para rechazar desembarco, participa que esta mañana fuerza americana de unos 300 hombres hostilizó las nuestras de Siboney á Sevilla, causando un muerto, y que al tomar nuestras fuerzas posiciones para acampar nos hicieron dos muertos y tres heridos. Esta tarde atacaron campamento del general Rubín, siendo rechazados con bajas y perseguidos con vivo fuego, cogiéndoseles municiones y varias prendas de paño azul con botón dorarado de águila; sin novedad por nuestra parte.

Quedan á la vista, desde Aguadores á Boca Cuba, siete buques guerra y en segunda línea 18 mercantes.

Esta tarde dos buques hicieron fuego contra Casilda, disparando en media hora más de 100 proyectiles, sin otra novedad que desperfectos en alguna casa.—Blanco.

La correspondencia de España 25/06/1898

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Guantánamo XI

De Londres

(de nuestro corresponsal particular)

En la Caimanera. Londres 22, 4’5 t

La Exchange Telegraph comunica un cablegrama de Washington en el cual se anuncia haberse recibido allí la noticia de que Shaffter había consegnido desembarcar parte de sus tropas en la Caimanera de Guantánamo.

Reyer.

Londres 23, 8’5O m.

Según telegrafían de Washington, el número de fuerzas de desembarco que ha llevado Shaffter frente á Santiago no llega á 16.000 hombres.

Despachos del mismo origen afirman que el departamento de Marina tiene telegrama oficial de Shaffter anunciando haber efectuado el desembarco de parte de sus fuerzas en las inmediaciones de Baiquiri. mientras los buques de la escuadra bombardeaban á Aguadores, Jaragua, Cabañas y Siboney.

Reyer

DE SANTIAGO

Telegrama oficial.

Santiago (sin fecha).

(Madrid 23.)

Comandante general á ministro de la Guerra:

Ataque general escuadra, más rudo de ocho á tres tarde, prolongado hasta anochecer, concha Siboney y Baiquiri.

Rechazado toda línea, excepto extremo izquierda Baiquiri, que tuve que ceder al movimiento envolvente por tierra de tropas americanas desembarcadas á nueve kilómetros Este Baiquiri, fuera nuestra acción, y replagándose fuerzas ordenadamente sierra.

Caseríos Siboney y Baiquiri arrasados por granadas enemigas.

Ignoro detalles por interrupción líneas telegráficas.—Linares.

La correspondencia de España 24/06/1898

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Guantánamo X

(VÍA BERMUDA)

(de nuestro corresponsal particular)

Habana (sin fecha),

(Reexpedido de Londres el 22 á las 3’15 de la tarde.)

Telegramas de Santiago anuncian que hay á la vista 21 buques enemigos, habiendo desaparecido los restantes por el Este.

Esto indica que llevan rumbo á Baiquiri y á la Caimanera, suponiéndose que son los puntos escogidos por los yankees para intentar un desembarco.

Aquí la opinión general es que se aproxima en Santiago el momento verdaderamente decisivo de la campaña.

Se esperan las noticias de Occidente con grandísima ansiedad.

Esta capital está completamente tranquila.

La salud es buena en general.

El general Arólas ha dictado nuevas disposiciones, encaminadas á que no haya dificultades por la cuestión de subsistencias, y á que en caso necesario quede asegurada la provisión del consumo del agua potable.

Frente á la Habana se ven hoy cinco cruceros, tres cañoneros y un monitor yankees.

Norbar.

París 22, 9’55 m.

Un telegrama publicado en el Matin anuncia que el desembarco de la expedición yankee se ha aplazado unos días en vista de las dificultades que ofrece.

Añade en otros telegramas que además de los casos de tifus y de sarampión ocurridos durante el viaje de las tropas de Shafter ha habido bastantes casos de fiebre amarilla á bordo de los trasportes norteamericanos.

Telegramas de los Estados Unidos aseguran también que los norteamericanos han restableeido el cable que habían cortado entre Guantánamo y Haiti.

Huertas.

Telegrama oficial.

Santiago de Cuba (sin fecha)

(Recibido el 21).

Comandante general á ministro de la Guerra:

Amanecer se observó desaparición flota transportes tropas americanos, avistándose todavía retaguardia rumbo Sudeste, mismo que trajeron ayer; quedan 21 frente boca puerto, entre ellos los de guerra que estuvieron siempre, mientras figuró Guantánamo objetivo. Retirada de aquí me hace dudar por circunstancia haber rebasado flota aquél punto para volver 24 horas después.—Linares.

La correspondencia de España 23/06/1898

 

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Guantánamo IX

Londres 20, 4’30 t.

Telegrafían de Washington que algunos periódicos piden que se abra una investigación á fin de saber fijamente si el Marblehead ha saludado en Guantánamo al pabellón de la insurrección cubana y ha recibido á bordo al titulado generel Pérez.

Esto constituiría una violación de las reglas navales, que prohiben saludar á una nación que no está reconocida.

Se interpreta aquí esta noticia como una prueba de que los yankees sólo aspiran á tener á los insurrectos como auxiliares suyos, y que si juntos triunfasen en Cuba, los norteamericanos se anexionarían la isla, combatiendo á los cubanos como rebeldes.

Reyer.

La correspondencia de España 21/06/1898

Guerra hispano-estadounidense. Batalla de Guantánamo VIII

Lo de Guantánamo (de nuestro corresponsal particular)

Londres 19,12’30 m.

Un despacho de Kingston anuncia que los cruceros yankees Luwanic y Marhlehead han vuelto á bombardear los fuertes de Guantánamo.

Reyer.

Telegrama oficial.

Habana 17.

(Recibido el 19.)

Capitán general á ministro Guerra: Puede V. E. desmentir vergonzosa calumnia de que se mutilan cadáveres, impropio de nuestro ejército, modelo de bizarría, generoso y caritativo siempre.

Coronel Muñoz ha sostenido en el Príncipe glorioso combate, escarmentando duramente al enemigo, que dejó sobre el campo 38 muertos, llevándose muchos heridos. Por nuestra parte, 6 muertos y 44 heridos. He felicitado al bizarro coronel y su columna y recomiendo á V. E. tan brillante jefe.

Dedicándose partidas enemigas á destruir telégrafos, ha organizado movimiento columnas mando general Parrado en esta provincia y la de Pinar del Río, para batirlos, escarmentarlos y dispersarlos, evitando su reconcentración.—Blanco.

La correspondencia de España 20/06/1898