Puntos de vista

La ilustracion Española y Americana 22 Abril 1896

BNE. La Ilustración Española y Americana

 

BOPG miercoles 28 Abril 1897

MINISTERIO DB LA GUERRA

CIRCULAR

Excmo. Sr.: El Capitán general de Cuba manifiesta por telégrafo que, visto el estado de la campaña, no necesita sean enviados refuerzos á aquella isla, ni individuos de la recluta voluntaria, debiendo, por lo tanto, quedar en suspenso desde luego la que se venía haciendo con destino á cubrir bajas en aquel Ejército se opone á ello la Real orden circular de 23 de Julio de 1895 (C. L., núm. 384 del año 1896), que no señala plazo para que dicha suspensión tenga lugar; y si bien la de 13 de Enero de 1896 (C. L., número 10) en su art. 18 marca el de quince días,…

Boletin Oficial de la Provincia de Gerona

BOPG miercoles 13 Octubre 1897

MINISTERIO DE LA GUERRA

REALES DECRETOS

En nombre de Mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino,

Vengo en disponer que el Teniente General D. Valeriano Weyler y Nicolau, Marqués de Tenerife, cese en el cargo de General en Jefe del Ejército de la isla de Cuba; quedando muy satisfecha del celo, inteligencia y lealtad con que lo ha desempeñado. Dado en Palacio á nueve de Octubre de mil ochocientos noventa y siete. Maria Cristina.—El Ministro de la Guerra, Miguel Correa.

Boletín Oficial de la Provincia de Gerona

Exacciones

Alistamiento y sorteo:

El alistamiento se hacía sobre el padrón de los vecinos que tuvieran en ese momento desde dieciocho años cumplidos hasta los veinte y cinco.
Se sorteaban los nombres y los números, si salía la papeleta blanca el mozo era considerado como excedente de cupo, de lo contrario era declarado soldado.

Exacciones* ( anteriores al sorteo):

      • Tener una talla inferior a 1, 597 cms
     • Alegar inutilidad para el servicio, defecto físico evidente o enfermedad notoria.
     • El hijo único que mant
uviera a su padre sexagenario.
     • El hijo único que mant
uviera a su madre viuda.
     • El n
ieto único que mantentuviera a sus abuelos pobres.
     • Aquel que tuviera un hermano sirviendo en el ejército.
     • Aquellos que hubieran presentado un sustituto.
     • Aquellos que
pudieran redimir el tiempo de servicio por dinero.

*Exacción: Acción de exigir impuestos, tributos, multas; su efecto. Cobro injusto por abuso de poder.

La exacción en metálico era estimada en unos 6000 reales (300 duros) a ingresar en el “Banco Español de San Fernando”, en la Caja General de Depósitos de Madrid o en las tesorerías de la Hacienda pública de las diferentes provincias, y este dinero, teóricamente, iba destinado a contratar sustitutos.

 

Si fallaban las formas de escabullirse por no ser declarado soldado, sólo quedaban cuatro opciones: enviar a alguien a tu sitio, redimirse con dinero, ser prófugo, o ir.

 

Modelo de exacción para sustituto:

COMISIÓN PROVINCIAL

DE

GERONA

Sección 3ª

Reemplazos

Núm…..

La Comisión Provincial en sesión del día 13 del actual ha aprobado el expediente que para su admisión en caja presentó el mozo Onofre Mercadell Bibiloni como sustituto de Antonio Solanich Casals quinto nº2 de ….. edad por el cupo de ese pueblo de……………. en el 2º reemplazo de 1879 por haber resultado legítimos los documentos presentados.

Y lo participa à V. para su conocimiento y el del interesado á los efectos consiguientes.

Dios guarde á V. muchos años.

Gerona 17 de Marzo de 1879

El Vice-Presidente,

Alejandro Rovira

firma

P.A.D.L.C.

El secretario sustto.

Jaime Brumet y Roig

firma

Sr. Alcalde Ripoll

Arxiu Comarcal del Ripollès

La campana de Gracia 16 Juliol 1898

Porcentaje con destino a Ultramar en los reclutamientos anuales

Comisión Mixta de Reclutamiento

de la provincia de Gerona

núm. 5104

Vista la comunicación y el telegrama de esa Alcaldía fecha 12 del que cursa llamando la atención que en el estado del número de soldados para Ultramar figuran a esa villa 33 mozos declarados soldados, siendo así que solamente son 37 los alistados habiendo quedado exceptuados 15 por excepciones legales y cortos de talla, quedando por tanto reducidos al número de 22 los mozos soldados y corresponden por consiguiente 6 soldados con destino a Ultramar, y suplica se subsane dicha equivocación a fin de que no se invoque perjuicio a los interesados.

Se han examinado minuciosamente los antecedentes de esa villa y resulta que el número de soldados declarados entre los mozos del actual reemplazo suman 29 y son los de números; dos mozos comprendidos en el articulo 31 sin haber sido sorteados; de los sorteados números 2, 3, 4, 5, 7, 9, 10, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 22, 23, 24, 25, 27, 29, 30, 31, 32, 33, 34 y 35; del reemplazo de 1897 dos mozos declarados soldados en la revisión del año actual nº 32 Pedro Planesas y 70 Eudaldo Sala; un mozo del reemplazo de 1896 nº 36 Francisco Vilardell si bien pendiente de certificado de su hermano y otro del de 1895 nº 48 José Sagás en total 33 declarados este año que es la base del cupo por R.D. De del actual.

Según el acta y expediente remitido por ese Ayuntamiento el número de alistados para el reemplazo de este año es de 39 individuos, 37 que sortearon y los demás incursos en la penalidad del articulo 31 de la ley, de modo que así queda solventada toda duda, no existiendo como no existe equivocación alguna.

Y la participo a V. para su conocimiento y demás efectos procedentes.

Que a V.m. a.

Gerona 28 Sseptiembre 1898

El presidente

Firma

Arxiu Comarcal del Ripollès

Grupo de militares con uniforme de campaña.

BNE

Uniforme de las tropas de Ultramar

El listado corresponde a  la petición de devolución del uniforme de un prófugo.

Zona de Reclutamiento de Manresa nº39.

“Habiendo faltado a la concentración ordenada para el 20 de Enero último el recluta por el cupo de ese pueblo y reemplazo de 1897 Ramon Espelt Alsina, espero merecer de su atención se sirva disponer que las prendas de vestuario y que se detallan al margen, que llevó el individuo al marchar a esa de licencia, se recojan de su casa paterna y sean remitidas a esta zona cuyo coste de conclusión debe ser cargo a los padres del mencionada recluta.”

  • Camisas………………………….2

  • cazonzillos………………………2

  • toallas…………………………….2

  • trages rayadillo………………..2

  • chaleco de Bayona……………1

  • Par borceguies………………….1

  • Bolsa aseo………………………..1

  • Par alpargatas……………………1

  • Gorro patio……………………….1

  • Manta……………………………….1

  • Par zapatos guagiros……………1

    Cuba 1898. Vestuario, equipo y vida de soldado.

    Arxiu Comarcal del Ripollès

Contraguerrilla del Regimiento de la Reina 1895-1898

( Grupo de militares en uniforme de campaña tocados con un sombrero de palma, todos sujetan la carabina, en el centro un capitán ayudante un paso adelantado usa el bastón de mando )

BNE

Bajas en las guerras de Cuba II

Extracto del articulo de ALFONSO LLANOS en La ilustracion Española y americana del 15 de mayo de 1895

Un batallón de 500 plazas que entra en campaña queda reducido, antes de batirse, á 340 hombres para hacer fuego. Sus bajas naturales son las siguientes: músicos, tambores y cornetas, educandos, asistentes, ordenanzas, enfermos, cuarteleros, guardias de prevención, rebajados, camilleros, médico y capellán, y jefes y oficiales que se baten, pero no con fusil.

Cuando este batallón de plazas, en revista y 340 fusiles en campo de batalla procede de Europa y tiene que ir á Cuba, desde que sale de las costas de España hasta que llega al teatro de la guerra va dejando hombres por el camino. La navegación produce bajas: algunas veces el 7 por 100. El cambio de clima y el de alimentación envían también gente al hospital: y antes de romper el fuego, antes de padecer ninguna enfermedad endémica, el batallón pierde temporalmente del 15 al 20 por 100 de sus individuos. Redúcense, pues, á 280 fusiles los 340. En dos meses de campaña, el calor, la humedad, las lluvias torrenciales, las marchas y contramarchas rápidas, el relente y los frutos del país, merman la fuerza del batallón en un 30 por 100, y los 280 fusiles, ya no son más que 196. De suerte que, sin haber intervenido aún el plomo enemigo, ni el vòmito, ni el pasmo, el batallón de 500 plazas, á duras penas, suman 200 para batirse. Este cálculo no es de los más desfavorables; ya se han visto batallones enteros que, sin tener ni un hombre muerto, sólo reunían tres ó cuatro para pelear.

E1 clima y el terreno escogen sus victimas, y hecha rápida selección entre los fuertes, cada unidad de 500 soldados se convierte en un pelotón de 50 o 100 guerrilleros, admirables no menos por su resistencia que por su bizarría.”

BNE. La ilustracion Española y americana

Bajas en las guerras de Cuba

1.- Guerra de los 10 años: 81.248 muertos

2.- La Guerra «Chiquita»: 417 bajas confirmadas, nº total desconocido.

3.- La Guerra de independència y la hispano-estadounidense: 44.300 muertos, 41.000 por enfermedades tropicales

Las bajas en el ejército colonial se cifran en unas 81.248 en la guerra de los diez años, en la Guerra “Chiquita” el número es desconocido pero parece bajo. En cambio en la guerra de independencia y la hispano-estadounidense el número de muertos vuelve a ser muy elevado: 44.300 muertos, 41.000 por enfermedad.

 

El Ministerio de la Guerra contabilizaba, desde que empezara la campaña de Cuba del 95 y hasta enero de 1898, 38.137 bajas, de las cuales 37.105 eran soldados de tropa y, exceptuando 73 individuos «paisanos», el resto contaban como oficiales. Otro dato significativo es que de todos los fallecidos de tropa, 1.948 habían muerto en acción de guerra, 1.002 a causa de las heridas, y descontando los 68 soldados «desaparecidos», el resto habían sido baja por enfermedades o accidentes, de los cuales casi 20.000 fallecieron a causa de la fiebre amarilla.”

Bonifacio de Esteban Marfíl, quien da un total de 48.819 individuos fallecidos entre 1895 y 1898, contingente que hipotéticamente podría aumentarse en 2.000 soldados más, si se tienen en cuenta las carencias de las fuentes manejadas para elaborar el cómputo.

Del total obtenido por el autor habría que restar el contingente de voluntarios cubanos, con lo cual nos quedaría una cifra de 43.937 soldados y oficiales muertos en Cuba. De ellos un 55,58% murieron de enfermedades comunes, un 35,98% afectados de fiebre amarilla (es decir, algo más de un tercio de los fallecimientos) y al 5,23% les llegó la muerte en combate o por las heridas sufridas.”

El coste humàano de una guerra

Superamos la cifra de 125.000 muertos, sin contar los heridos y los muertos diferidos, enfermos que retornaron a la península y que murieron por esta causa.

El estudio realizado por Raúl Izquierdo da a conocer con exactitud el número de catalanes muertos y su situación en la isla.

Un investigador militar cubano, el coronel Raúl Izquierdo, ha realizado un trabajo de investigación en Cuba para conocer con exactitud el número de catalanes muertos, y su situación en la isla.
El estudio revela que, durante la Guerra de la Independencia, un total de 746 gerundenses perdieron la vida en la isla caribeña. Este estudio constituye un valioso documento sobre las defunciones españolas en la Guerra de Independencia de Cuba y, específicamente, los más de tres mil catalanes que murieron en este conflicto. El estudio aporta datos para poder conocer donde podrían estar los restos de los difuntos y cuál fue la causa de su muerte, entre otros aspectos.
En el censo de defunciones militares procedentes de Cataluña, se registró un total de 3.083 muertes, que representan el 60 por ciento del total de los efectivos catalanes enviados. De ellos, 307 murieron en 1895; 847 en 1896; 1.147 en 1897; y 782 en 1898.

Por provincias, 1.090 (35,5 por ciento) eran de Barcelona, 746 (24,2 %) de Girona, 705 (23 %) de Lleida y 533 (17,3 %) de Tarragona.

.

Raúl Izquierdo Canosa: Evolución de la guerra de Cuba DE 1895-1898

Raúl Izquierdo Canosa: Voluntarios y guerrilleros en las guerras de Cuba.

Combatientes, muertos y prófugos del Ejército español en la guerra de independencia de Cuba ( 1895-1898)

El coste humano de la guerra de Cuba. Silvia sanchez

Nuestros soldados fallecidos y repatriados

Prisioneros carlistas o no

Boletin Oficial de la Provincia de Gerona

Jueves  10 de octubre de 1839

N.° 537.

El Excmo. Sr. General encargado del despacho de la Capitanía general de Cataluña con fecha 30 del próximo pasado me dice lo que copio:

« El Sr. Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra en 18 del actual me dice lo que sigue.— Excmo. Sr. — Habiéndose manifestado por el Ministerio de Estado al de mi cargo que el Cónsul de S. M. en el Havre habia socorrido con 40 francos á D. Juan Bautista de Aguilar y Cordova , Teniente del 2.° batallón franco de Castilla la Nueva que decia haber naufragado en la costa de la Florida al regresar á España después de haber conducido á la Isla de Cuba unos prisioneros carlistas , tuvo á bien S. M. mandar que el Capitán general de esta provincia informe sobre la identidad de Aguilar así como acerca de su empleo y certeza de la comision que llevó á la Habana, y habiéndolo verificado y resultado ser falso no solamente lo dicho por Aguilar acerca de su comisión, sino hasta que existiese oficial alguno de este nombre en los batallones francos de la provincia de su mando, lo que vino á confirmar una manifestación del Capitán general de la Isla de Cuba comunicada por el Ministro plenipotenciario de S. M. en Filadèlfia, se ha servido resolver que disponga V. E. lo conveniente para que si el individuo de que se trata se presentase en algun punto del distrito de su mando se proceda á su prisión dando cuenta á este Ministerio en el caso de que llegue á verificarse, y de Real orden lo digo á V. E. para su inteligencia y con el indicado objeto. — Lo que traslado á V. S. á fin de que se sirva disponer que en el caso de presentarse el Teniente de que se trata en la provincia de su cargo , sea capturado y remitido á mi disposición.»

Lo que traslado á los Alcaldes constilucionales de los pueblos de esta provincia á fin de que si se presenta el citado Aguilar, en el término de su jurisdicción, procedan inmediatamente á su captura, dándome en seguida parte.

Gerona 9 de Octubre de 1839.—Dionisio Valdés.

  • El hecho de que el relato del pretendido oficial D. Juan Bautista de Aguilar y Cordova se aceptase como cierto, hasta que una posterior comprovacion lo demostrase falso, nos hace pensar que el hecho de trasladar prisioneros carlistas a Cuba no era ni raro ni infrecuente.

Las guerras de Cuba

Las guerras de Cuba duraron desde el 1868 hasta el 1898. Podemos contar cuatro de guerras de Cuba: la Guerra de los diez años, 1868-1878, la Guerra Chiquita, 1879-80, un interludio de 15 años donde hay muy poco movimiento de tropas y después las dos últimas, la llamada de independencia 1895-1898 y la Guerra hispano-estadounidense de 1898, 25 abril – 12 de agosto.
También podríamos diferenciar tres niveles de conflicto: la de independencia entre el Oriente nacionalista y el Occidente legitimista, la socio-política entre criollos y peninsulares de Occidente contra la pequeña y mediana burguesía más las clases empobrecidas de Oriente, y la diplomática entre España y Estados Unidos.
Encontramos ripolleses en las guerras de Cuba desde primera hora en la, llamada, guerra de los diez años, hasta la última, en la guerra hispano-estadounidense de 1898, con la definitiva pérdida de Cuba, donde luchó el que sería presidente de Estados Unidos Theodore Roosevelt en la frente de los Rough Riders.

Las guerras de Cuba