DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA XV

La Correspondencia de España 05/12/1875
Savalls continua preso y ha sido incomunicado. Solo le faltaba esta muestra de gratitud de parte de sus amigos.
El Imparcial 10/12/1875
Hoy no publica la Gaceta noticia alguna referente á la insurrección carlista.
—La sentencia que ha recaído en la sumaria formada al cabecilla Savalls ha producido muy mal efecto á los carlistas, porque esperan que será análoga la de los cabecillas Dorregaray y Oliver, que continúan presos.
Añaden que Lízárraga domina el ánimo del Pretendiente y ha acusado á Savalls, Dorregaray y Oliver de no haberle querido prestar ayuda en el sitio de la Seo de Urgel.
—Anteayer se presentaron a indulto en Tafalla cinco carlistas armados.
La Correspondencia de España 15/12/1875
Por el correo de hoy recibimos las siguientes comunicaciones del
SERVICIO PARTÍCULA R POSTAL
de LA CORRESPONDENCIA DE ESPAÑA.
Bayona, 10.
Según dice la Gironda de hoy, parece ser que el pretendiente tuvo una conferencia en Durango el dia 7 con Pérula, habiendo marchado éste á Estella y D. Carlos á Tolosa. A pesar de haber desmentido la Gíronda del 3 del corriente la noticia que en la mía del mismo día les daba acerca de la muerte del cabecilla Egaña, he sabido por persona que me merece crédito, que es cierta y muy cierta. Me dijo asimismo que Dorregaray había sido absuelto , mientras Savalls ha sido condenado á muerte por el consejo de guerra formado de orden de D. Carlos.
Hoy se ha recibido el correo fecha 7, á la hora de costumbre—P. y F.
Tortosa, 11
La Iberia 06/01/1876
En Tolosa vi á Tristany cantando la palinodia en medio de sus adeptos, de los cuales existen allí muchos, que se reúnen, y van á paseo; y sin embargo, el gobierno francés lo tolera (ignorando si nuestros representantes han dirigido alguna queja al nuestro).
Lo que pasa en Tolosa sucede en todos los pueblos y caseríos fronterizos desde Pau hasta Pont-Vendres, y á pesar de estar dispuestos á no hacer nada por el estado presente, siempre es una amenaza: son centinelas avanzados que en veinticuatro horas pueden invadir nuestras provincias cuatro ó quinientos hombres, y con algunos que se les añadiesen, darnos otra vez un qué sentir; todo expatriado que no tuviese salvo conducto de nuestro gobierno, debería ser internado, en los pueblos que abraza desde la frontera Suiza hasta la Lorena y Bélgica, no permitiendo estas aglomeraciones carlistas ea nuestra frontera.
Todo lo que no sea así, podremos decir que el gobierno francés es el que protege descaradamente á los amigos de nuestras discordias civiles, ayudando á encender la tea de la discordia para volver nuevamente á la guerra fratricida que tantos males ha causado á nuestra querida patria, digna de todos modos de mejor suerte. Ningún carlista de los que he hablado creen que Savalls esté preso por el pretendiente, puesto que si así fuese, le hubiera fusilado á las veínticuatro horas, porque no ignora los robos y su cobardía por los mismos amigos que eran antes del bandido; ellos le creen en Inglaterra ó en los Estados Unidos.»
La Iberia 23/01/1876
Parece que continúan presos en Tolosa de orden de don Cárlos el conde de la Jara y el jefe de Estado Mayor que fué de Savalls, don Alberto Morera.

Hemeroteca BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA XIV

El Globo 20/11/1875
SAN SEBASTIAN 18 (vía Francia.)—La carta de D. Carlos ha producido viva impresión en el campo Carlista, creyéndose allí que ante la desorganización creciente de las huestes del Pretendiente, es inevitable una solución que conduzca á la paz, pues todo el mundo considera imposible continuar la guerra.
Es inexacto que Savalls trate de volver á Cataluña.
Continúa preso en Iturmendi (Navarra).

Pasqual Cucala (Wikimedia Commons)

Autor fotografia Columbusalbus

La Iberia 23/11/1875
Dígalo la sima de Irozquiza, por donde, sin más proceso que la ira ni más motivo que la suspicacia da un imbécil desalmado han sido precipitadas más víctimas que sucumbieron en todo el funesto período de la intransigencia cantonal. Dígalo esa espantosa serie de crímenes, escándalo de Europa, afrenta del siglo en que vivimos, baldón eterno para el partido que los produjo. Díganlo los saqueos, los robos, las violaciones, los asesinatos perpetrados en Cuenca, en Cirauqui, en Vích, en Granollers, en Olot, en Berga, en Estella, en todo punto donde estamparon su sangrienta huella. Díganlo el clamoreo de las turbas y los gritos de vergüenza de las mujeres emplumadas; el fulgor rojizo de cien estaciones incendiadas; el asesinato de los heridos ea Monte-Juro y en Lácar; los homicidios horribles de los infelices empleados da ferrocarriles; los inocentes muertos a palos por orden de Cucala; las crueldades da hiena de Santacruz, de Savalls, de doña Blanca y de Rosa Samaniego. Dígalo el bombardeo de buques extranjeros. Dígalo la sangre, caliente aun, de los carabineros de Olot y de los pretendidos rehenes de Estella.
¡Qué a los carlistas debemos el ejército! Singular ocurrencia: mañaba, por este sistema, habrá que declarar beneméritos de la patria á los rateros, porque sin ellos no tendríamos el cuerpo de Orden público; y disculpar á los secuestradores y bandidos de Andalucía, porgue á ellos también debemos el tener a la guardia civil.
Lo que debemos al carlismo, lo que tenemos que agradecer á ese baluarte de las clases conservadoras, es cuatro años de guerra, 40.000 bajas, 3.000 millones por lo menos pagados por el Erario, la interrupción del comercio en una tercera parte de la península, la casi incomunicación con Europa, la prolongación de la guerra en Cuba, los impuestos que ahogan la producción y el escandalo de ver ministros del altar convertidos en bandoleros, y los templos del Dios de paz trasformados en centros de conspiración y foco de guerra. Esas grandes fuerzas monárquicas se insurreccionaron contra una monarquía, y hace once meses vienen luchando a la desesperada contra otra monarquía, como sus antepasados que sostuvieron su guerra, no contra la revolución, sino contra un trono y una corona. Esos elementos, sinceramente religiosos, han mirado con desdén las simpatías del Vaticano hacia la corte de Madrid, y han contestado á la venida del nuncio convirtiendo en lanzas hasta los palos del palio de las iglesias. Su fe monárquica se reduce al fanatismo por el predominio y la imposición de un nombre y de un hombre, y su fe religiosa noes mas que la intolerancia salvaje y el imperio ignominioso de su ignorante clerigalla.
El día que la guerra se acabe, las grandes masas del carlismo, si esa tendencia de La Epoca prevalece, no irán á fundirse en los partidos conservadores, sino a reforzar todos los elemento de perturbación demagógica: no votarán nunca candidatos del gobierno, sino que apoyarán con el pesimismo de los partidos extremos á los jefes de la oposición más tumultuosa e intransigente. Suponed que don Carlo, y toda su familia cediera en sus pretensiones y acatara las instituciones del país, ya buscaría el neo-catolicismo nueva forma a su intransigencia y á sus sueños de dominación.

La Correspondencia de España 24/11/1875
Dícese que Savalls continúa preso en Iturmendi (Navarra.)
—La Imprenta da cuenta de la prisión del cabecilla Savalls, diciendo que, encontrándose en Pau conferenciando con doña Margarita, el cochero que le esperaba á la puerta fue despedido, y al bajar Savalls montó en otro preparado antes, sin darse cuenta el cabecilla de este ardid. Ya dentro, arrancaron los caballos á galope; sospechó el preso; quiso, ya fuera de Pau, volver ala ciudad, pero algunos hombres apostados le obligaron, apuntándole con armas de fuego, á dejarse ir por donde el coche lo condujera. Asi entraron en España y fué presentado á D. Carlos.
La Iberia 25/11/1875
A persona que se considera bien enterada ha oído La Imprenta de Barcelona la siguiente versión sobre la detención del cabecilla Savalls, que no carece de originalidad y demuestra alguna astucia en los que la llevaron á cabo. E1 cabecilla que se pavonea dándose el titulo de marqués de Alpens, al salir de Cataluña se fue á Perpiñan, en uno de cuyos colegios tiene colocadas á sus hijas, y ya al llegar á dicha ciudad, sin saberlo él, quedó bajo la vigilancia de una especie de policía que don Carlos había enviado ó que ya tenia allí organizada para los fines que pudieran convenirle. Desde Perpiñan se dirigió Savalls en coche particular á Pau, y al llegar á esta población y antes de instalarse en fonda alguna, se dirigió á la residencia de doña Margarita y se hizo anunciar, pidiendo una entrevista á la esposa del pretendiente. No tardó élla en concedérsela, y á los pocos momentos la entrevista había dado comienzo.
A poco, aparece a la puerta de la casa un criado y ordena al cochero de Savalls que se retire, porque éste debía permanecer largo rato con su «reina y señora.» El cochero no se hizo de rogar y se retiró en seguida. Mas he aquí que, sin tardar mucho, salió Savalls y preguntó por su coche, y al decirle que se había retirado, quedó asombrado porque él sabia que no había dispuesto tal cosa. Quejábase de esta que á él le pareció torpeza del cochero, cuando uno de la casa se le acercó y le ofreció otro coche. Aceptólo Savalls, subió á él y dijo á su nuevo cochero que tomara el camino de la fonda en que pensaba hospedarse. El cochero hizo como que quedaba enterado, y en lugar de obedecer salió de Pau á todo escape. Al verse fuera Savalls gritó y quiso volver grupas; pero naos hombres que se hallaban apostados en el camino le hicieron ver lo inútil de sus lamentaciones y amenazas, apuntándole varias pistolas. Continuó el coche su camino, y pocas horas después se hallaban todos en España y Savalls entregado á las gentes de don Carlos.
El Pabellón Nacional 05/12/1875
Savalls continúa preso y ha sido incomunicado.
Hemeroteca BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA XIII


Els Borbó italians a la guerra carlina de 1874 Dempeus, d’esquerra a dreta: S.A.R. Alfons de Borbó-Dues Sicilias i Àustria, comte de Caserta. S.A.R. Enrique de Borbó-Parma, Comte de Bardi; S.A.R. el duc Robert I de Parma; Assegut: Sa Majestat Catòlica el Rei Carlos VII. (wikimedia Commons)

El Siglo Futuro 06/11/1875
Dice El Imparcial:
«Contra la asegurado por La Correspondencia, nos escribe nuestro corresponsal de Pamplona que las autoridades francesas no prendieron ni internaron al cabecilla Savalls. El día 22, hallándose D. Carlos hospedado en una casa de Ebulain, á cuatro horas de Pamplona, le fué presentado Savalls por el alcalde de Bíarritz. Savalls se prosternó á sus píes y le pidió audiencia secreta.»
El Pabellón Nacional 07/11/1875
—El coronel Villar distribuyó el día 1.º su columna en grupos de cuatro compañías que registraron la comarca que se conoce en la provincia de Gerona, con el nombre de la petita Navarra, presentándose á dichas fuerzas varios carlistas á indulto.
El dia siguiente se ocuparon en recorrer San Míguel de Campmajó, Mieras, San Estéban de Bás y Masías del Grao y del camino de Camprodon. La fuerza que iba en esta última dirección logró encontrar una lujosa bandera perteneciente al batallón de Savalls, bordada en oro y adornada con piedras. El coronel Villar la ha ofrecido, según noticias, al general en jefe.»
—«Una columna de 300 hombres que salió de Vich el dia 1.° batió en San Bartolomé del Grao á las facciones Clemens y Fitó, cogiéndoles algunas armas y documentos de la intendencia, y haciendo prisioneros al primer oficial de hacienda llamado José Gallé y á un sargento.»
La Crónica de Cataluña 09/11/1875
Dice anoche la Política:
«En cambio del aplazamiento que creemos tendrán las elecciones, parecen adelantarse las operaciones en el Norte contra las huestas fanáticas del pretendiente.
El 28 del actual cumple S. M. el rey 18 años, y para entonces estarán muy adelantados los preparativos para una campaña de gran energía y actividad.»
En el último pueblo de la frontera donde estuvo Savalls, se ha encontrado escondido en un pajar un paquete que contenía su levita, faja y espada de diario y dentro de una cajita unas barras de cosmético blanco para el bigote. Dichas prendas se hallan en poder del general Martinez Campos.
La Crónica de Cataluña 10/11/1875
Ayer llegó á esta capital el bravo capitán de voluntarios de la provincia de Gerona don Gregorio Prats que ha acompañado siempre que ha salido á campaña al general Arrando y pertenece ahora á la columna del coronel Villar, siendo portador de la bandera bordada y adornada con piedras del batallón Savalls, cogida días atrás, según saben nuestros lectores.
La Correspondencia de España 13/11/1875
Por conducto autorizado hemos recibido hoy la confirmación de la noticia que anticipamos respecto á haber sido preso el cabecilla Savalls de orden de D. Carlos.
Dicho cabecilla se halla preso en Iturmendi, en la carretera de Alsásua a Estella, al pié del puerto de Lizárraga. Savalls fué conducido á su destino en un mulo y escoltado por una escasa fuerza de voluntarios.
La Iberia 14/11/1875
Hay noticias de que Castells fue batido en Serra de Viura, rescatándole los prisioneros de la Pobla de Lillet, haciéndole á él algunos, además de sus bajas, salvándose Castells por casualidad.
La insurrección carlista está aquí en descomposición completa. En todas partes se presentan carlistas: en esta población van 500 acogidos á indulto en cuatro días, y el de hoy promete ser también abundante, á juzgar por las señales que se observan ya en las primeras horas de la mañana.
Anteayer se presentó al general Chacón el capitán del escuadrón escolta de Savalls que iba con Castells, acompañándole los oficiales, tropa, armas, municiones y caballos del mismo escuadrón. Algunos vecinos de Moya capturaron á un carlista y lo presentaron, con el fin de que se les perdone un quinto, según el bando del general en jefe. En resumen, todo va perfectamente y la tranquilidad de este país será una completa verdad dentro de pocos días.»
La Correspondencia de España 15/11/1875
Los periódicos de Cataluña han publicado la sentencia pronunciada por la audiencia de Barcelona contra el cabecilla Savalls, titulado hoy marqués de Alpens por obra y gracia de Carlos VII.
Dicha sentencia condena á Savalls á diez años de presidio con retención y á restituir el importe de lo arrebatado á varias personas.
La Crónica de Cataluña 16/11/1875
Bayona 11, (4 tarde —D. Carlos ha reunido un consejo de guerra en Durango para juzgar a Dorregaray y a Savalls..

Hemeroteca BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA XII

El Boletín de Comercio 03/11/1875
Barcelona 29.—El general Martinez Campos, que ha llegado aquí al medio día, ha sido objeto de demostraciones de simpatía.
El general se ocupa activamente en la organización del somaten general que ha de exterminar los restos dispersos del carlismo.
Han llegado algunos alcaldes y se esperan otros de los pueblos de la provincia para conferenciar con el general sobre este objeto.
Continúa la presentación de carlistas.
La mayor parte de los presentados proceden dé las partidas de Savalls y de Huguet, las que constituían el núcleo del carlismo en Cataluña.
El Pabellón Nacional 03/11/1875
Dice El Diario Español:
«Telegramas recibidos hoy en el ministerio de la Guerra, confirman de una manera oficial que no deja duda alguna la prisión de Dorregaray y Savalls por orden de D. Carlos.
Tristany, Olíver y otros, han sido destinados á diferentes puntos del Baztan, habiéndose negado el pretendiente á acceder á la solicitud de los mismos para que fueran destinados á otros puntos.
Tan rigorosa es la prisión de Dorregaray, que cuando solicita ir á la iglesia, si no se le niega, se hace que le acompañen cuatro voluntarios.»
El Boletín de Comercio 05/11/1875
Pamplona 1.°—El gobernador al ministro de la Gobernación:
Noticias fidedignas confirman la prisión por orden j de D. Carlos de Dorregaray, Savalls, Tristany, Oliver y otros dos. Han sido destinados á diferentes puntos del Baztan, sin haber obtenido resultado la petición que hicieron para que se les trasladara. Savalls es conducido á Misa escoltado por cuatro voluntarios.
El Siglo Futuro 05/11/1875
De una carta de San Sebastian de la Agencia Americana que publica La Época tomamos lo siguiente:
El Cuartel Real confirma la entrada de Savalls en Navarra.
Dicho jefe habia pasado á Tolosa á presentarse á D. Carlos.
Los carlistas han hostilizado hoy nuevamente desde San Marcos á Pasajes, obligando á abandonar el puerto á varios buques, entre ellos al cañonero francés Oriflama.»
El Imparcial 06/11/1875
—Contra lo asegurado por la Correspondencia, nos escribe nuestro corresponsal de Pamplona que las autoridades francesas no prendieron ni internaron al cabecilla Savalls. El dia 22, hallándose D. Carlos hospedado en una casa da Ebulain, á cuatro horas de Pamplona, le fué presentado Savalls por el alcalde de Biarritz. Savalls se prosternó á sus pies y le pidió audiencia secreta. Después de manifestarle el Pretendiente lo disgustado que estaba de su conducta, se verificó la secreta audiencia, terminada la cual, hizo D. Carlos que ocho ginetes de su escolta condujeran al cabecilla íá Estella, donde está preso.
—De la Agencia Fabra:
BARCELONA 4—Castells es activamente perseguido por la columna Fuentes y por paisanos armados.
Cerca de Vích ha sido batida y dispersada una pequeña partida.
Continúan las presentaciones en las mismas proporciones que en los días anteriores.
Castells ha publicado un bando amenazando con la pena de muerte á todo el que favorezca los somatenes, pero los pueblos no han prestado atención alguna.
Se asegura que los presentados en Cardona proceden de las fuerzas de Castells.

Hemeroteca BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA XI

El Pabellón Nacional 28/10/1875
Parece que Savalls está en Bayona. Un español le reconoció en traje de obrero, y dio parte al cónsul español, que, con la cooperación de las autoridades francesas, está haciendo lo posible por encontrarle.
El Imparcial 29/10/1875
De la Agencia Fabra:
BARCELONA 27.—Una carta de un capitán del batallón de Savalls dice que, viendo completamente perdida la causa de D. Carlos, y creyendo por otra parte que de continuar sirviéndola perjudicaría su buena reputación, resolvió acogerse a indulto; y añade que los pocos insurrectos que quedan en armas, mas bien que verdaderos carlistas son unos bandidos á quienes no hay que descuidar, y para ello propone la creación de varios destacamentos de guardia civil.
—Todos los despachos que recibe el Gobierno están conformes en que las facciones de Cataluña, están divididas en pequeños grupos, cada día menores, con el fin de evitar la persecución de nuestras tropas.
Según las noticias oficiales, el numero de presentados á indulto, mayor cada día, indica el estado de desorganización de las partidas catalanas.
El Globo 30/10/1875
Por despacho de uno de los agentes consulares de la frontera, se sabe que Savalls y su hijo han penetrado en Navarra, habiendo dado órdenes D. Carlos de que sea reducido |á prisión a esperar el resultado de la causa que se le ha formado por su conducta en Cataluña.
El Pabellón Nacional 31/10/1875
Según telegrama recibido ayer del comandante militar de Pamplona, se ha presentado á indulto un titulado capitán, que ha confirmado la noticia que dimos de la prisión de Savalls, padre é hijo, que estaban alojados en Sarasa, en la misma casa que el capitán indultado.
El Siglo Futuro 01/11/1875
Dice la Gaceta de ayer:
«Norte.—
Se ha presentado ayer en Pamplona un titulado capitán, quien asegura que el cabecilla Savalls y s4 hijo han sido conducidos presos á Estella.

El Imparcial 02/11/1875
—Ya no queda en Cataluña resto alguno de las partídas que mandaban Savalls y Huguet, y eran las mas poderosas del Principado.
—El cabecilla Ramonet estuvo el día 26 expuesto a morir á manos de los suyos, pues se le insurreccionaron pidiendo se acogiese á indulto. El se negó, y esto motivó el conflicto, que pudo apaciguar dejando que marchasen á pedir indulto 12, que eran los que menos dispuestos parecían á seguir en las filas carlistas.
El motivo de la determinación de éstos es que desde hace mas de quince días la facción Ramonet no hace otra cosa que huir, evitando así un encuentro con quien le pudiese costar caro tenerle, y los voluntarios van rendidos de tan interminables marchas..

Hemeroteca BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA X

El Siglo Futuro 20/10/1875
Noticias de Hendaya atribuyen la fuga de Savalls á Francia, á la orden que había recibido de D. Carlos de dirigirse á su cuartel general para justificar su conducta durante el sitio de La Seo de Urgel. Los carlistas le acusan de no haber cumplido con su deber para levantar el sitio de aquella plaza.»
El Globo 20/10/1875
El Fígaro asegura que el cabecilla carlista Savalls pasó el dia 14 de Octubre por París en dirección de Inglaterra.
El Siglo Futuro 23/10/1875
PARÍS, 21.—Un parte dé la frontera anuncia que Savalls se halla en Navarra desde el martes, dirigiéndose al cuartel general de D. Carlos.
Se habla de transacciones sobre cuestión de formas.
La Correspondencia de España 25/10/1875
Las cartas de la frontera que hemos recibido aquí hoy apenas saben cómo explicar lo que está pasando en Cataluña. «¿Qué magia, dice una de esas cartas fechada el día l5 en Perpiñan, acompaña al general Martínez Campos que hace desbandarse á los carlistas como el cazador á las bandas de pájaros azorados? Falta el tiempo á nuestro cónsul Sr. García para recoger los que se refugian en Francia huyendo de sus columnas, y lo más curioso es que todos le hacen justicia, y solo tienen palabras para ponerle en las nubes.
Esto parece un sueño; los carlistas huyen y en tanto que dicen mil improperios contra sus jefes, proclaman en todos los tonos las cualidades del que los vence. Los legitimistas franceses rabian y dicen: ¡cosas de España!; pero el hecho es que sus jefes les abandonan y que ellos huyen por todas partes. Se han cogido 30 en Prats de Molló, 20 en Perpiñan, 90 en otro punto, Alvarez y no sé cuántos coroneles en otro. Telegramas de hoy 15 anuncian que en Saint-Larey se han refugiado 300, en Osseja 43, luego 31, después el general Montaner con varios coroneles, y esta tarde siguen las presentaciones y los indultos. Los agentes del consulado los detienen en los caminos á todas horas, de día y de noche, y esto en una frontera de 32 leguas. Propios y estraños están maravillados de lo que sucede.
Nuestro cónsul aquí, imitando la conducta humanitaria del gobierno y del Capitán general de Cataluña, solo interna á los que no se acojen a indulto: al que jura obediencia al rey don Alfonso XII, no solo se le indulta sino que se le dan medios para volver á España.
Savalls logró fugarse, cosa que no es maravilla, pues se ha traído mucho dinero, y conoce el país y el idioma: aun así, sin un agente francés que lo dejó escapar habría sido cogido. El famoso cabecilla debe llevar el riñón bien cubierto, pues á uno de sus ayudantes que ha pasado por aquí se le han visto contar 840 onzas de oro.
A última hora puedo decirle que entre presentados y cogidos desde los Altos Pirineos acá suman 600. Indudablemente España está de enhorabuena. »
El teniente coronel jefe de la fuerza de operaciones de Vich, batió el 16 á las rondas de Bet y Güito en el Plá de la Garga: el fuego duró desde las diez y media de la mañana hasta las dos de la tarde, arrojando al enemigo de las posiciones que había tomado y dispersándolo completamente. A consecuencia de ello se presentaron á dicho jefe, acogiéndose á indulto, un titulado teniente coronel, un comandante, dos oficiales y dos individuos, el primero era comandante militar de Cardedeu. Todos anunciaban la presentación de Bet.
La Iberia 27/10/1875
La Correspondencia de anoche publica lo siguiente:
«BAYONA, 22.—Esta mañana un español ha sorprendido en el puente de Santo-Espiritu á un hombre vestido de pantalón claro y blusa azul. Tenia barba blanca y de sesenta años próximamente, su bigote grande y el color sano; fueron señas todas ellas por las que fué reconocido en aquel hombre el cabecilla Savalls. Avisada la policía y avisado el cónsul, éste trabaja sin descanso para prenderle.
—Savalls ha encontrado aquí algunos amigos y está oculto. Antes de ser reconocido se hizo pasar por un oficial retirado de Saint-Pierre »

 

Hemeroteca BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA IX

El Imparcial 19/10/1875
CARTA DE CATALUÑA
BARCELONA 16 de octubre de 1875
Sr Director de El Imparcial
Las dudas que podían abrigarse sobre la notícia comunicada desde Perpignan, relativa a 1a entrada da Gamundi en Francia, se han disipado. La noticia ha venido esta noche á ser confirmada por el comandante militar de Puigcerdá, que dice que ayer tarde aquél cabecilla pasó la frontera por Osseja. Pero, ¿y las facciones que acaudillaba, qué se han hecho hasta ahora?,se pregunta, y á esto no puede darse contestación satisfactoria. No se sabe, como decía ayer, ni hayan seguido el ejemplo de su jefe, ni que se hayan presentado á indulto, ni por donde andan.
Es de presumir, sin embargo, que la mayor parte entrará también en breve en Francia y que el resto se irá presentando en los pueblos fortificados en pequeños grupos como lo vienen haciendo algún tiempo há.
Hoy el general ha llegado á Caldas de Montbuy, de paso para Manresa. Caldas habia sido hasta ahora, considerada neutral, pero desde hoy va á ser fortificado y entregarán 400 fusiles á los paisanos que desean vivamente armarse. También se está fortificando Arenys de Mar á cuyo punto se mandan igual numero de fusiles.
Ripoll, la villa mas liberal de la montaña de Gerona, que desde largo tiempo sufría el yugo carlista, donde Savalls tenia sus reales, ha pedido también armas para que las columnas puedan operar con desahogo sin tener que guarnecerla. Esto dice mas de cuanto yo podría expresar respecto al estado del país. Ya nadie teme á los carlistas, porque les considera impotentes, y si algún núcleo, como por ejemplo el de Castells, se acerca á algún punto, no puede detenerse en atacar, sinó que mucho tiene que hacer con huir el bulto.
Tres únicas partidas son las que recorren la provincia de Gerona y están compuestas de unos 130 hombres cada una. Forman la primera de estas partidas seis compañías, si así pueden llamarse, mandadas por tres Comandantes, que tienen á sus ordenes dos compañías cada uno, y se llaman Soliva, un hermano de Socas y otro individuo desconocido. Este grupo acostumbra tener por teatro de sus correrías la comarca comprendida entre los pueblos de Tordera, Arbucias, Breda y Hostalrich, terreno escabroso en las Guillerías.
La segunda partida que forman algunas compañías de los antiguos batallones da Huguet y Vila de Prat, recorre la comarca de Osona, la Sellera, Brunólas, Viloyi y Salitja, y la manda un tal Tarridas, y la tercera, que tiene por jefe á Lluiset, se compone de otras compañías de los batallones de Savalls y Xich de Sellent con algunos caballos y acostumbra visitar la zona de Canet da Adrí, Santa Pau i Miera, y se corre al Ampurdan si puede burlar la vigilancia de alguna columna. Quedan después algunos grupos de 10 á 20 hombres que no tienen mas consigna que recoger dinero á todo trance y sea cual fuere su procedencia.
Ya ve Vd. que ante esos grupos homeopáticos, ningún pueblo tiene que temer nada, mayormente siendo tan numerosas las columnas que recorren el país y que pueden auxiliar á quien sea necesario.
Entre tanto la brigada Bonanza se dedica á recorrer y registrar las casas de campo, recogiendo gran número de armas de todos sistemas; Fuentes cobrando contribuciones y teniendo en jaque á los bloqueadores de Olot; Chacon recorriendo el trayecto de Vieu á Ripoll sin encontrar mas que algún grupo, que huye apenas divisa un ros; Villar custodiando convoyes á Olot; Ponzoa, Francés y Lasso vigilando la comarca desde él Llussanés hasta el llano de Vich; la guarnición de este último punto haciendo sorpresas á las rondas del Congost en combinación con Nicolau; Acailana vigilando la zona de Caldas, Granollers, San Feliu de Codinas, Moyá y Castelltersol; Martínez Laccussant protegiendo la costa de Levante; del Campo y Bayle con la vista fija sobre la .comarca comprendida entre Manresa, Berga, Solsona y Calaf; Morales en la, Conca de Tremps; Blanco persiguiendo á Castélls, él Figo de Ceuta batiendo las rondas de la provincia de Tarragona y causándoles ayer dos muertos y varios heridos; y Vallejo impidiendo, en unión de las rondas liberales, que se vea molestado el Penadés.
De este movimiento continuo nace tal cansancio en las facciones que se presentan en distintos puntos.
Hoy se han acogido en Manresa dos sargentos y seis individuos de Gamundi, y dos de las partidas catalanas.
Al batallón de Córdoba, que ha permanecido cinco días en San Quirico de Besora, se le han presentado en este plazo 35.
Pronto van á ser fortificados tambien, según mis noticias, otros puntos en la provincia de Lérida, que cerrarán a Castells sus comarcas mas favoritas. Sort, Tremp, Solsona, Gerri, Víella y algun otro, van á quedar en breve guarnecidos y armados.
Esto marcha; pero conviene no precipitarse, no desmembrar este ejército bajo ningún concepto, si se quiere que antes de muy poco, quizás antes que alguno de estos pueblos quede fortificado, se vea el distrito de Cataluña completamente libre de facciones.
Suyo J.B. Fauró

Hemeroteca BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA VIII

El Globo 15/10/1875
El domingo se reunió en Durango el consejo de guerra de jefes carlistas para ver y fallar el proceso formado a Savalls por delito de traición, siendo el acto presidido por el conde de Caserta titulado comandante general de Álava, y asistiendo á él como jueces algunos cabecillas de los que forman la corte del Pretendiente.
Reunido el consejo en la sala de un antiguo y medio derruido caserón, y estando formados en la puerta dos piquetes de un batallón castellano, mandados por el titulado coronel Catarineo, fué conducido el marqués de Alpens á presencia de los que habían de decidir de su suerte, por entre la apiñada muchedumbre que le dirigía toda clase de insultos y amenazas, entre los que se distinguían por lo fuertes los da ladrón, marqués ladrón, traidor y otras frases análogas.
Solo conociendo el carácter violento ó impetuoso del cabecilla catalán, pueden formarse una idea aproximada de los sufrimientos que pasaría hasta que llegó á las gradas del tribunal, donde se le mandó sentar en un sillón. Savalls vestía de paisano y llevaba boina. Se comenzó por leer el extracta del proceso y luego la acusación, en la que se pedía contra Savalls la pena de muerte. Entonces el presidente se levantó y dijo que aun cuando los delitos que se imputaban al acusado eran gravísimos, teniendo presente que D. Carlos había dispuesto se le tratase con indulgencia, el tribunal le condenaba á ser exonerado del título de marqués de Alpéns, y del empleo de teniente general que había ejercido, y a cuatro años de prisión en un castillo de África añadiendo, y esto es lo más gracioso del caso, que ínterin se lograba el triunfo completo da las huestes carlistas, y hasta que pudiese cuplimentar esta parte de la sentencia, quedase Savalls preso en Durango.

Conde de Caserta. Wikimedia commons

El Imparcial 17/10/1875

CARTA DE CATALUÑA.
BARCEL0NA 14 de octubre de 1875.
Sr. Director de El Imparcial
Apenas pasa día sin que se tenga noticia de algún hecho que demuestra evidentemente que el carlismo camina á su próxima y completa ruina; pues aun prescindiendo de las presentaciones en grupos, nada significa esto al lado de la importancia que tiene la entrada en Francia de los cabecillas Auguet y Vila de Viladrau, ambos brigadieres en el ejército carlista. Estos dos cabecillas han desaparecido, y según ha dicho el mismo secretario del primero, se han despedido de los suyos y han pasado la frontera. La noticia tiene mucha importancia, pues Auguet era uno de los jefes de mas prestigio en la montaña, en la cual goza, y con justicia, fama de valiente y humanitario. Ambos eran dé la confianza de Savalls, que la tenia en Auguet principalmente ilimitada, y le distinguía encargándole las operaciones mas atrevidas y delicadas. Fuera estos dos jefes, no queda ya en las provincias de Barcelona y Gerona un solo cabecilla de mediana talla; pues Socas, Soliva, Mariano dé Castelltersol y algún otro, son nulidades elevadas á la categoría de jefes de pequeñas partidas.
Ademas de estos dos cabecillas, anoche pasaron la frontera por Osseija el titulado brigadier carlista Pablo Montañés, siete jefes, cinco oficiales, tres curas, un sargento y 23 voluntarios, Osseija es un pueblo de Francia que dista cuatro kilómetros de Puigcerdá. El comandante militar de este punto tenia situada la guarnición en las montañas limítrofes; pero una fuerte nevada que desde anoche cubre el país le ha obligado á retirar la fuerza.
No son hoy éstos únicamente los que renuncian á la lucha, pues en Gerona se han presentado á indulto 22, y en Cervera tres Oficiales de la caballería de Almenas, verificándolo otros á las columnas que recorren el país. Todos hablan de desaliento; de qué esto no puede resistirse, y de que no hay otro medio que o presentarse ó huir á Francia. Comprendiendo el general én jefe que ha llegado ya el momento de que se fraccionen mas las columnas, ha dado órden de que marchen desde hoy en batallones sueltos, procurando, sin embargo, obrar con la cordura necesaria y apoyándose mutuamente, por si en un momento dado, lo cual no es de esperar, pudiesen reñirse los pequeños grupos que vagan por las alturas de algunas comarcas y preparar una sorpresa.
Tienen también orden los jefes de ir recaudando un tercio de las. contribuciones atrasadas por ahora, y en breve plazo el resto, explorando al mismo tiempo el espíritu de los pueblos para el somatén que habrá de levantarse en un momento dado á fin dé limpiar por completo el país.
El general creo que volverá á salir á campaña dentro de dos ó tres días; pero no es fácil por ahora saber hácia dónde se dirigirá.
En la provincia de Gerona continúa la fortificación de varios puntos estratégicos, lo cual priva á las facciones de dirigirse á sus comarcas favoritas, y como continuamente cruzan el país una tras otra las columnas, no tienen un momento de reposo ni saben ya da quién fiarse. De ahí las deserciones y presentaciones diarias.
Llamo á Vd. la atención sobre la adjunta circular que el gobernador de Gerona ha dirigido á los alcaldes de los pueblos fortificados. Su tendencia, Conocerá Vd., es aminorar en lo posible las consecuencias de la guerra por resultado dé las divisiones y animosidad que ha creado en la mayor parte do los pueblos.—Suyo. Juan. B. Fauró.

Hemeroteca BNE

 

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA VII

El Globo 13/10/1875
Perpiñan 11—Es positivo que Savalls y su hijo han entrado en Francia, la cual han atravesado rápidamente dirigiéndose á Suiza.
También es cierta la entrada de los cabecillas Miret, Alvarez y otros de menos importancia, los cuales se han ocultado.
Todos los informes de Cataluña están unánimes acerca de la completa desorganización de las partidas carlistas que recorren las montañas.

La Iberia 13/10/1875
El coronel Fuentes salió de Olot para Amer, de cuyo punto partió el día 6 hacia San Felío de Pallarols, por saber que en su zona no había partida alguna Marchando en busca de las facciones, salió de San Felío y entró en Las Planas, y al subir á las Ansias le atacaron fuerzas carlistas que ocupaban las alturas que se extienden hasta San Estéiban de Llimona.
Nuestras tropas de infantería, protegidas por los disparos de la artillería, desalojaron de todas las posiciones que tenían á los carlistas, que se dispersaron en pequeños grupos, huyendo hácia Amer, Granollers de Roca, Corba y San Arniol de Finestras.
El batallón de Llerena diezmó con sus fuegos á los dispersos, que cruzaron el valle de San Esteban. Las fuerzas carlistas que ocupaban las alturas que desde las Ansias van á San Esteban de Llimona, fueron el batallón de Savalls, el de Socas y parte del de Auguet.
El coronel Fuentes á su paso por San Felio recaudó 160 duros de contribuciones atrasadas y 800 en Ridaura.
El general Arrando, que oyó á las tres y media de la tarde el fuego desde Gerona, mandó salir á la columna Villar para San Gregorio y ordenó lo propio á la de Francés, que estaba en Sarriá.
Las facciones que atacaron al coronel Fuentes se corrieron por la tarde hacia Mieras, Fuentes se fué á San Felio, y Villar y Francés de San Gregorio y Canet de Adrid partieron á Amer y Mieras.
El Siglo Futuro 13/10/1875
Dice El Tiempo:
“Según noticias particulares, el general Savalls se halla en una granja en las inmediaciones de Pau, pero la policía francesa lo ignora.»

El Globo 15/10/1875
Parece que se ha reunido en Durango el consejo de guerra que ha de juzgar la conducta de los jefes carlistas Dorregaray y Savalls, sometidos hoy á prisión.
La Correspondencia de España 13/10/1875
Propone un corresponsal de un colega de Madrid que se piense seriamente en pedir la extradicion de Savalls del territorio francés y en hacer que se cumpla el fallo de los tribunales españoles.
El Boletín de Comercio 15/10/1875
Hendaya 12.—Se sabe ya por referencia de los mismos carlistas, que es positivo que don Carlos habla dado orden á Savalls de que se dirigiese á Navarra para dar cuenta de su conducta durante el sitio de la Seo de Urgel, y que el cabecilla, que por otra parte había perdido toda esperanza de triunfo, resolvió entonces apelar á la fuga al extranjero.
Perpiñan 12 —Han entrado en Francia por Trambesaigues 40 carlistas, entre los cuales había dos coroneles.
Han sido desarmados por las autoridades
…..
Según noticias particulares, el general carlista Savalls se halla en una granja en las inmediaciones de Pau, pero la policía francesa lo ignora.

Hemeroteca de BNE

DE L’HOSTAL DE LA CORDA A NIÇA. EL FINAL DE LA TERCERA GUERRA CARLINA VI

El Imparcial 11/10/1875
Solo quedaban hoy en la provincia de Gerona los titulados batallones de Savalls, Auguet y Socas con muy escasa fuerza, que tan pronto se hallan en Amer como en las alturas de Olot, como en la cuenca del Ter. En su persecución iba ayer el coronel Fuentes, el cual, al saber en Olot la derrota de Gamundi, y suponiendo que los dispersos se dirigirían á Amer, Mieras y Santa Pau, se encaminó al primero de estos pueblos, á donde llegó ayer al amanecer. No encontrando allí enemigos, pasó á San Feliu de Pallerols, donde dio á, la tropa una hora de descanso. Durante este tiempo supo que los batallones arriba citados se disponían á cerrarle el paso, y adelantó la salida para ganarles la ventaja y reconocer el camino de las Planas.
El batallón de Llerena era el que subía á reconocer este paso por la sierra de las Ancías, cuando fuerzas enemigas que estaban allí emboscadas rompieron el fuego sobre él, al mismo tiempo que otros grupos corrían á ocupar las alturas hacia San Esteban de Llimona. Llerena, al descubierto, atacó las posiciones, que apenas defendieron los carlistas, y pudo coronar la sierra que domina el valle de San Esteban, por el cual debia retirarse el enemigo, antes que lo hubiese atravesado, así es que cuando se dispersaba hacia Mieras y Granollers de Roca Corba, tuvo que sufrir un certero fuego que le causó bastantes bajas. La columna no tuvo ninguna, lo cual no se comprenda sino por el pánico que se apodera de los carlistas en cuanto se ven atacados con decisión.
Desde Gerona se oía perfectamente el fuego, y, por si hubiese sido necesario su auxilio, Arrando dispuso que saliesen hacia San Gregorio y Canet de Adri las columnas Villar y Francés. Fuentes, después de cobrar 160 duros de contribuciones en San Feliu de Pallerols y 800 en Ridaura, pasó á Amer, y Villar y Frances tomaron esta dirección y la de Mieras, operando los tres en combinación.
A bordo del Genil han llegado hoy los prisioneros hechos á Gamundi por Camprubí.

El Imparcial 12/10/1875
CARTA DE CATALUÑA.
Barcelona 8 de octubre de 1875.
Sr. Director de El Imparcial.
Confirmada plenamente la entrada de Savalls en territorio francés, me parece que ha llegado ya la ocasión de que se piense seriamente en pedir su extradición y hacer que se cumpla el fallo de los tribunales españoles. Un hombre tan funesto como este cabecilla no puede hallar albergue en ninguna nación culta, pues aun suponiendo que no le alcance el brazo de la justicia por sus crímenes mientras ha estado al frente de las partidas, le ha de alcanzarla donde quiera que vaya por los delitos anteriores a la insurrección. No hablo yo de los 70 voluntarios bárbaramente asesinados en Pont de Reventí, ni de los carabineros capitulados y fusilados en Ripoll, ni de los asesinatos e incendio de Tortellá, ni del fusilamiento de los 22 nacionales de Cardedeu, ni del de los 200 soldados y carabineros inmolados en Llayes ni de tantos otros crímenes y delitos, los cuales el moderno derecho penal da en calificar de conexos, no hablo de ninguno de éstos. Hablo del delito de robo perpetrado por él al frente de una cuadrilla de salteadores, delito por el cual ha recaído sentencia firme y causante ejecutoria, proferida por los tribunales ordinarios.
El año 1842 vagaba por la provincia de Gerona Savalls, que ejercía entre los bandidos el cargo de segundo, pues el primer jefe era Antonio Felip (a) Vicens. Esta banda, entre las mil tropelías que cometió, asaltó y sorprendió una noche la villa de Ripoll, secuestró á varios propietarios y exigió y cobró por su rescate considerables sumas. Incoóse el procedimiento criminal por el juez del partido de Ribas, que residía en Puigcerdá. Felip, Savalls y sus cómplices fueron condenados á garrote vil en rebeldía, sin perjuicio de ser oídos. Posteriormente fué preso Savalls, abrióse de nuevo la causa, se le tomó indagatoria, y cuando se sentenciaba, tuvo ocasión de escaparse de la carcel de Puigcerdá vestido dr mujer. La causa, sin embargo, continuó y recayó sentencia, que fue luego modificada por esta audiencia. Después de mil pasos y gestiones, he podido obtener una copia de estos documentos, que doy á continuación, y dicen así:
«Sentencia.—En mérito de la causa criminal formada por pieza separada contra D. Francisco Savalls y Massot, natural y vecino del pueblo de la Pera, partido de La Bisbal, de edad de treinta años, soltero, que no se ha dedicado a las artes mecánicas, que sabe leer y escribir, que en la última guerra era capitán en las filas del Pretendiente y primer comandante de rebeldes en las convulsiones ocurridas en este Principado en 1848, que sus medios de subsistencia son los socorros de su casa paterna, que es hío hijo legitimo y natural del difunto D. Juan Savalls, coronel que era en dichas filas, y de su viuda viviente doña Joaquina Massot por nupcias Savalls, sobre entrada y sorpresa que Ramón Vicens (a) Felip hizo con su banda en la villa de Ripoll, en 3 de junio de 1842.
-Visto el sumario, vista la declaración de D. Francisco Savalls, que por testimonio obra de folios 35 retro al 39 vuelto de esta causa:
-Visto el testimonio que obra en la misma desde fojas 6 al 59 ambos inclusive y la acusación fiscal comprendidas en el mismo:
-Vistas igualmente las rebeldías que del folio 50 retro constan acusadas al dicho D. Francisco Savalls y Massot, reo ausente:
-Vistas las ratificaciones practicadas:
– Considerando que dicho reo prófugo fué otro de los que componian la cuadrilla que prendió á D. Mariano de Oriola y de Cortada y demás individuos en la villa de Ripoll:
– Considerando que para el rescate de dicho Sr. Oriola erigieron la cantidad de nueveciéntas veinticinco onzas de ovo y la de cuatro mil reales vellón para el de D. Miguel Mirapeix, teniéndolos presos por mas de diez días:
-Considerando que esta causa va comprendida en el artículo 20 del Código penal;
– Considerando lo dispuesto, en el art. 415:
– Considerando lo que se previene en las reglas 3ª y 4ª de dicho articulo:
– Visto y considerado todo lo mas digno da verse y atenderse que resulta de los autos á los que en caso necesario me refiero;
Fallo: Que debo condenar y condeno ea ausencia y rebeldía con calidad de ser oído cuando se presente ó pueda ser habido, al mencionado D. Francisco Savalls y Massot á las penas de cadena perpetua donde tenga á bien destinarle S. E. la audiencia del territorio, y sin perjuicio de lo que corresponda resultar contra los demas procesados en la causa principal; á la restitución de las cantidades robadas a saber: á Pedro Angeláts, 15 duros por una parte, y 1.424 rs. por otra del valor de los 228 paquetes de cigarros que se llevaron da su casa; á D. Miguel Mírapeix, la de 4.000 rs., y á. D. Mariano de Oriola y de Cortada, la de 925 onzas de oro que le fueron exigidas para su rescate, y al pago de las costas de esta cansa formada por pieza separada: advirtiendo que esta sentencia debe consultarse a S. E. la audiencia territorial con remisión de los autos originales por mano y conducto del M.I.S. Regente de la misma para su confirmación ó revocación, citándose y emplazandose préviamente á las partes para que dentro el término de nueve días acudan ante dicho Superior Tribunal á usar de su derecho, previniendo al procesado nombre abogado y procurador que le defiendan, pues de lo contrario se te darán de oficio, y de que quedan abolidos los segundos emplazamientos, haciéndose la notificación y citación al reo prófugo D. Francisco Savalls en estrados de este juzgado, por su ausencia y rebeldía. Pues por esta su sentencia, definitivamente juzgando, así lo pronuncio, mando y firmo.—Juan Cardona. — Publicación.— La sentencia que antecede, en la audiencia del día de hoy siete junio de 1850, ha sido pronunciada y firmada por el señor juez de primera instancia de este partido de Rivas, D. Juan Cardóna, y leída y publicada á puerta abierta y en alta é inteligible voz por mi el escribana público y real infrascrito, siendo presentes por testigos D. Juan Antonio Pons y D. Luis Puig, vecinos de esta heroica villa de Puigcerdá. Y para que conste levanto esta diligencia, que firmo en la misma, día, mes y año predichos, de que doy fe.—Valentín Ginesta y Vidal, escribano.

Fallo en consulta de la audiencia de Barcelona.—Señores Presidente decano, Arana, Cuenca, Garnica, Fígueras.—En la causa criminal que ante nos, en sala j primera ha pendido y pende sobre entrada y sorpresa en la villa de Ripoll, por Ramón Vicente (a) Felip en 3 de junio de 1842 la que sigue en pieza separada contra D, Francisco Savalls, prófugo, en consulta de la sentencia proferida por el juez de primera instancia del partido de Ribas en 7 de junio último, en la que condenó ; en ausencia y rebeldía, con calidad de ser oído cuando se presente ó fuese habido el mencionado D. Francisco Savalls y Massot, á la pena de cadena perpetua donde tuviere á bien destinarlo esta superioridad sin perjuicio de lo que corresponda, por lo que pueda resultar contra los demás procesados en la causa principal, á la restitución de las cantidades robadas, a saber: á Pedro Angelats, 15 duros por una parte y 1424 rs. por otra del valor de los 228 paquetes de cigarros que se llevaron de su casa; á D. Miguel Mirapeix la de 4.000 rs. y a D. Mariano de Oriola y de Cortada la de 925 onzas de oro que lo fueron exigidas para su rescate y al pago de las costas de esta causa formada por pieza separada.
Considerando que los delitos de que se trata no se hallan comprendidos en la disposion del artículo 20 del Código penal:
Fallamos:—Que revocando la sentencia expresada, debemos condenar y condenamos á D. Francisco Saválls en ausencia y rebeldía, y sin perjuicio de ser oido si se presentase ó fuese habido, a diez años de presidio con retención, en haber de restituir lo robado a sus respectivos dueños y al pago de las costas de la causa: y mandamos al juez de 1ª instancia de Ribas que desde luego solicite la extradición del procesado por conducto de esta Sala: devuélvanse los autos con la oportuna carta orden y certificación de la presente al mencionado juez de 1ª instancia, á fin de que por todos los medios posibles procure la captura del procesado en cumplimiento de lo que está prevenido por las leyes, y en la circular de la Sala de Gobierno de ésta Audiencia territorial de 15 de febrero de 1844. Y por ésta nuestra sentencia, definitiva de vista, así lo pronunciamos y mandamos.—Dr. Joaquín Melchor y Penazo presidente.—Dr Fidel de Arana.-Dr. José Cuenca.-Dr. Pantaleon de Garnica.—Dr. Ramón Figueras.—Barcelona 24 de diciembre de 1850: Esta sentencia fué leída y publicada en los Estrados de este Superior Tribunal por mí el infrascrito Escribano de Cámara en el día de hoy, de que certifico.—Dr. José Bosch de Torras.
Tal es el fallo que condena á Savalls como un delincuente vulgar, que manda se pida su extradición y que por cuantos medios sean posibles se proceda á su captura. No se ha de cejar, pues, en pedir, hasta obligar á los gobiernos con los cuales existan tratados de extradición, que entreguen a nuestros agentes el mas funesto de los cabecillas catalanes y sufra la condena que se le ha impuesto

Hemeroteca BNE